Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 30 de Mayo de 2020

Otras localidades

CASO GÜRTEL

El juez rechaza las alegaciones de Camps y Costa: sólo queda fijar la fecha del juicio

Juan Climent sólo acepta una alegación de la Fiscalía Anticorrupción

Francisco Camps y Ricardo Costa han quemado su último cartucho, antes de conocer la fecha en la que van a tener que sentarse en el banquillo, acusados de un presunto delito de cohecho impropio cometido al haber aceptado trajes y otras prendas de vestir que les regalaron las empresas de la trama Gürtel. No lo harán Víctor Campos y Rafael Betoret, los otros dos acusados que reconocieron los hechos y pagaron la multa correspondiente.

El magistrado del Tribunal de Justicia de la Comunidad Valenciana Juan Climent ha rechazado todas las alegaciones planteadas por el expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y el diputado Ricardo Costa en la causa que se suigue contra ellos por un presunto delito de cohecho impropio al aceptar trajes y otras prendas de vestir de las empresas de la trama Gürtel.

En primer lugar rechaza la posibilidad de que sea el Tribunal Supremo el que enjuicie los hechos, tal y como pedía Camps. El juez argumenta que la "recepción de las prendas de vestir" por parte de todos los acusados se efectuó "en su domicilio particular o en la sede de la empresa Orange Market, es decir, en Valencia, sin que las defensas hayan acreditado lo contrario".

El Tribunal de Justicia de Valencia tampoco acepta que el auto de apertura de juicio haya vulnerado los derechos fundamentales del ex Presidente de la Generalitat. Climent explica que esa resolución tiene como finalidad "valorar la consistencia de la acusación con el fin de impedir imputaciones infundadas o la conocida como pena de banquillo". Supone, en definitiva, constatar la existencia de "motivos bastantes" para celebrar el juicio. Lo que ha quedado acreditado en este caso.

Ricardo Costa también ve como el juez rechaza sus alegaciones. La principal, la nulidad del auto de apertura de juicio oral, "que no es recurrible", recuerda el auto del juez. El magistrado solo acepta incluir una transferencia bancaria que refleja el pago por parte de Orange Market de cuatro corbatas y lo hace a instancias de la Fiscalía Anticorrupción. Un regalo para, presuntamente, agasajar a Camps.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?