Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Hunter S. Thompson, el lado más salvaje del periodismo

Este año se cumplen cuarenta años de la publicación de Miedo y asco en Las Vegas, la historia que consagró a Hunter S. Thompson

Tráiler de 'El diario del ron' / El 28 de octubre de 2011 se estrena en Estados Unidos la adaptación cinematográfica de 'El diario del ron', dirigida por Bruce Robinson e interpretada por Johnny Deep, gran amigo de Thompson y al que interpretó en la adaptación al cine de Miedo y asco en Las Vegas (1998), además de ser el narrador del documental de Alex Gibney. En España la película no tiene fecha de estreno.

El 25 de noviembre de 1971 la revista Rolling Stone publicaba la primera parte de un artículo titulado Miedo y asco en Las Vegas, un reportaje de Hunter S. Thompson. El impacto de ese reportaje consagraría a su escritor como uno de los periodistas más destacados del momento.

Hunter S. Thompson ha sido el periodista que más tiempo ha estado en nómina de la revista musical Rolling Stone y uno de sus escritores más afamados. En ella público sus mejores trabajos, unos peculiares encargos de Jann Wenner, editor de la revista, que vio el potencial de Thompson y a pesar del caos que le rodeaba le nombró director de asuntos nacionales de la revista.

Thompson reinventó el periodismo a su manera y lo llamó Gonzo. En su forma de entender el oficio no había barreras ni límites. El periodista se convertía en sujeto y catalizador de la acción, un catalizador colocado y psicotrópico que recibía influencia de los escritores de la generación beat.

Miedo y asco en Las Vegas no era el debut de Thompson, antes, en 1965, había publicado su libro sobre Los Ángeles del Infierno, la temible banda de motoristas con la que el periodista convivió durante más de un año. El libro, de tremendo éxito, es el trabajo más puramente periodístico de Thompson y quitó parte del halo de rebeldía y misticismo que rodeaba a la banda de moteros.

Delincuente juvenil

La juventud del periodista no fue sencilla, él mismo relató en una entrevista de 1979 que su infancia transcurrió pasando de prisión en prisión. "He sido un delincuente juvenil, el típico. Me dedicaba a robar pequeñas cosas, sobre todo licor, que era por lo que nos pagaban más. Sé más de las cárceles que la mayoría de los convictos del país. De los 15 a los 18 años mi vida transcurrió repartida entre las rejas y las calles", confesaba el escritor.

El caos que rodeaba su vida y el abuso que hacía del alcohol y las drogas le convirtió en un trotamundos. A comienzos de los años sesenta pasó un tiempo en Puerto Rico como corresponsal de New York Herald Tribune, de aquella estancia saldría su primera novela, El diario del ron, aunque tardó varios años en llegar a encontrar a alguien dispuesto a publicarla. Antes había sido licenciado con deshonor del Ejército, lo suyo nunca fue seguir las normas ya fuesen éstas militares, civiles o periodísticas. También fue expulsado de un periódico local por agredir a un anunciante y de muchos otros por no cumplir con los plazos de entrega de sus trabajos.

El éxito de su libro sobre los Ángeles del Infierno (1966) le procuró dinero suficiente para comprarse la casa cerca de Austin en la que viviría hasta su suicidio en 2005. Allí se postuló como candidato a sheriff del pueblo con un programa cuyo lema era que toda droga que mereciese ser consumida sería gratis, el símbolo de su partido era una planta de peyote. Thompson perdió las elecciones por un apretado margen.

Ascenso y caída

Sus primeros años en Rolling Stone fueron la mejor parte de su carrera y la que más prestigio le otorgaría. La recopilación en libro de Miedo y asco en Las Vegas tuvo un éxito inesperado y fue su consagración definitiva, a la par que la presentación al gran público de su periodismo Gonzo, que en 1998 llegaría a las pantallas de la mano de Terry Gilliam y con Johnny Deep y Benicio del Toro de protagonistas. Durante los siguientes años escribiría surrealistas relatos sobre la degeneración de la alta sociedad en el Derby de Kentucky o sobre la búsqueda del sueño americano. Quizá su más polémico trabajo fue la cobertura que hizo de las elecciones de 1972 convirtiéndose en un furioso crítico de Richard Nixon. Su trabajo era diferente y provocador, directo y acorde a su peculiar visión del sueño americano. Sus entregas llegaban tarde, manuscritas inconexamente, a veces ininteligibles, pero iluminadas por un aura de novedad, de ruptura con las corrientes de la época. El abuso de las drogas, que en un inicio le consagró como una mente diferente, se acabaría convirtiendo en un lastre. En 1974 la revista le envió a Zaire a cubrir el combate de boxeo entre Mohamed Ali y Geoge Foreman, Hunter no asistiría al estadio por encontrarse en estado de embriaguez en la piscina del hotel.

Durante los años 80 Thompson empezó una crisis profesional, no consiguió publicar ni terminar varios de los encargos que recibió durante esos años y se divorció de su segunda mujer. Su columna para el San Francisco Examiner decepcionó tanto a lectores como a sus jefes. Durante los años 90 siguió colaborando en temas políticos con Rolling Stone, publicó una larga entrevista con Bill Clinton y cubriría el intentó de John Kerry de ser presidente en 2004, su derrota a manos de George Bush le deprimió profundamente como escribiría poco después. En esa época se exilió en su casa de campo cerca de Austin y escribiría de manera habitual de deportes.

El 20 de febrero de 2005 llamó a su mujer y antes de colgar se disparó en la cabeza, la policía encontró una nota de suicidio que fue publicada poco después en la Rolling Stone bajo el título Football season is over. En ella se explicaba así, "No más partidos, no más bombas, no más paseos. No más diversión, no más natación. 67. Eso son 17 pasados los 50, 17 más de los que necesitaba o quise. Aburrido. Esto no dolerá". Hunter dejó escritos los planes para la fiesta de su gran funeral, sus cenizas fueron disparadas por un cohete de cincuenta metros. A su acto final acudieron amigos como Jack Nicholson, Bill Murray, Benicio del Toro, Sean Penn, Johnny Deep o John Kerry. En 2009 el oscarizado Alex Gibney estrenaría Gonzo: Vida y hazañas del Dr. Hunter S. Thompson, su personal documental sobre el periodista, un último tributo a un periodista que vivió como una estrella del rock dejando un legado tan personal como influyente. Tom Wolfe describiría a Thompson como el gran escritor cómico del siglo XX, esa fue parte de su legado.

Thompson regresa al cine

El 28 de octubre de 2011 se estrena en Estados Unidos la adaptación cinematográfica de 'El diario del ron', dirigida por Bruce Robinson e interpretada por Johnny Deep, gran amigo de Thompson y al que interpretó en la adaptación al cine de 'Miedo y asco en Las Vegas' (1998), además de ser el narrador del documental de Alex Gibney. En España la película no tiene fecha de estreno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?