Sábado, 28 de Enero de 2023

Otras localidades

Análisis:

Adiós al incomprensible Trichet

El BCE despide al presidente del lenguaje enrevesado que ha convertido a periodistas y economistas en traductores y adivinos

Jean-Claude Trichet, visita la Universidad Humboldt en Berlín, en Alemania

Jean-Claude Trichet, visita la Universidad Humboldt en Berlín, en Alemania / EFE/JOERG CARSTENSEN

Aunque su despedida se puso en escena el pasado día 19, esta semana será oficial el adiós de Trichet. El adiós de un hombre que se ha encontrado con la peor crisis en seis décadas, el adiós a un hombre obsesionado con la inflación

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, termina este lunes su mandato en medio de tensiones en los mercados financieros, el temor a que la economía entre de nuevo en recesión por la crisis de endeudamiento de la zona del euro y protestas en la calle. Pese a que el optimismo regresó esta semana a los mercados después de que los líderes de la Unión Europea (UE) acordaran condonar el 50 % de la deuda a Grecia, ampliar el fondo de rescate y recapitalizar los bancos, algunos expertos son escépticos sobre la efectividad a largo plazo de estas medidas. Las debilidades estructurales y de crecimiento de los países endeudados permanecen, así como la falta de convergencia económica en la zona del euro.

Trichet, de 68 años, ha dicho que le hubiera gustado terminar su mandato en un momento en el que todo hubiera estado más tranquilo. Sin embargo, la zona del euro atraviesa la peor crisis financiera y económica desde la II Guerra Mundial, ha repetido el banquero francés desde hace tres años y hasta el último momento. Se suceden las protestas a ambos lados del Atlántico en contra del sistema financiero actual y en muchos países de Europa en contra de los recortes en las prestaciones sociales que han aplicado los gobiernos.

El italiano Mario Draghi, de 63 años, sustituye a Trichet el próximo martes al frente del BCE en un momento de gran incertidumbre. Con Draghi como presidente del BCE, Italia tendrá dos representantes en el comité ejecutivo de la entidad monetaria y Francia queda sin representación. Lorenzo Bini Smagui accedió a renunciar y finalizar su mandato antes de tiempo para facilitar el apoyo de Francia a Draghi a la presidencia pero ahora todavía no está claro qué va a ocurrir. El BCE aboga por la defensa de su independencia y no por la representación de nacionalidades en el comité.

Trichet ha impuesto un lenguaje enrevesado que ha convertido a periodistas y economistas en traductores y adivinos al escuchar cosas como "estrecha vigilancia" o "política monetaria acomodaticia", que solían conllevar decisiones inmediatas. El francés ha elegido la prensa francesa y alemana para dar sus últimos mensajes a su estilo. "La zona euro resiste, la inflación no se ha desbocado" y al mismo tiempo, "esto no ha terminado, no hay que dormirse en los laureles", han sido sus últimas perlas.

Mario Draghi coge ahora el timón con un panorama nada alentador. El jueves ya dirige la primera reunión del BCE sobre tipos de interés y además tendrá su debut público con tintes cinematográficos ese mismo día en la cumbre del G20 en Cannes. Deberes, nada sencillos, para Draghi desde el martes. No sólo tendrá que decidir sobre los tipos de interés también se espera que se posicione cuanto antes sobre si seguir o no con la compra por parte del BCE de deuda soberana.

Perfil: Adiós de Trichet (ÁNGELES AFUERA | DOCUMENTACIÓN SER)

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?