Miércoles, 25 de Mayo de 2022

Otras localidades

Un preso de ETA gana la batalla a Instituciones Penitenciarias

El Tribunal Supremo reconoce a Jon Koldo Aparicio su derecho a recibir información sobre sus derechos y deberes en prisión

El preso de ETA que más decisiones de Instituciones Penitenciarias recurre ha ganado una batalla. El Tribunal Supremo ha reconocido a Jon Koldo Aparicio, condenado a 35 años de cárcel, su derecho a recibir por escrito los derechos y deberes que debía cumplir durante su ingreso en la cárcel de Daroca a la que fue trasladado y que Instituciones Penitenciarias le negó porque ya se lo habían entregado en el centro penitenciario de procedencia.

El preso de ETA, Jon Koldo Aparicio, ha ganado una de las mil batallas judiciales que mantiene contra Instituciones Penitenciarias. En este caso los hechos se remontan al año 2004 cuando Koldo Aparicio fue trasladado a la carcel de Daroca. Allí se le entregó un folleto que contenía el régimen interno del centro penitenciario pero no se le facilitó el otro, el que contiene información sobre sus derechos y deberes, las normas disciplinarias y las vías para formular peticiones, quejas o recursos.

El interno lo solicitó pero Instituciones Penitenciarias se lo negó. Una decisión avalada por el Abogado del Estado que sostenía que la ley solo obliga a entregar esa información cuando el interno ingrese en prisión, tal y como ocurrió en este caso, y no cuando sea trasladado de un centro penitenciario a otro.

El Tribunal de Justicia de Madrid primero y ahora el Tribunal Supremo han respaldado a Koldo Aparicio. Los magistrados subrayan que "los intereses legítimos del preso nos llevan a efectuar una interpretación amplia del término ingreso en prisión" que comprende no solo la primera vez que se pisa la cárcel, sino también todas aquellas en las que se produzca un traslado del interno porque no hay "ningún inconveniente legal o material" que impida que se le suministre de nuevo esa información.

De esta forma, concluye la sentencia, se constituye "una garantía para la salvaguarda y el adecuado ejercicio de los derechos que reconoce la ley y del procedimiento a seguir para hacerlos valer".

Koldo Aparicio, vinculado al comando Vizcaya de ETA, fue condenado a 35 años de cárcel por intentar asesinar a un agente de policía en Basauri. Ahora está en régimen de segundo grado y es un preso muy conocido por Instituciones Penitenciarias, ya que acostumbra a recurrir muchas de sus resoluciones.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?