Economia y negocios

La aprobación en Italia de los recortes exigidos por la UE relaja la presión sobre su deuda

La prima de riesgo de España se mantiene sin cambios en torno a 400 puntos básicos

La prima de riesgo de Italia, que se mide con el diferencial entre el bono italiano a diez años y el alemán del mismo plazo, se ha situado este viernes, en el que el Senado ha aprobado las medidas exigidas por la Unión Europea, por debajo de los 500 puntos básicos (457, a las 18:00), nivel que había superado el pasado miércoles alcanzando un máximo histórico de 575 puntos. En cambio, la española se mantiene, a esa misma hora, alrededor de los 400 puntos básicos.

Más información

Durante la mañana, la prima de riesgo descendió hasta los 483 puntos, al tiempo que la rentabilidad del bono decenal italiano se relajaba hasta un 6,74%, después de que el jueves llegara a rozar el 7,4%, superando la barrera psicológica del 7%, un nivel por encima del cual se mantuvo buena parte de la jornada de este jueves.

La relajación de la prima y la bajada de la rentabilidad de los bonos decenales ha sido acogida con optimismo, ya que la barrera del 7% es indicada por muchos analistas como el "punto de no retorno" y que obligó a Irlanda, Grecia y Portugal a pedir el rescate a las autoridades europeas.

Asimismo, si se tienen en cuenta los datos de las primas de riesgo, la intervención de Grecia tuvo lugar cuando su prima llegó a los 450 puntos básicos, la de Irlanda cuando alcanzó los 544 puntos básicos y Portugal con 627 puntos básicos.

El retorno de la prima de riesgo a niveles inferiores a los 500 puntos se registra el mismo día en que el Senado haya aprobado el proyecto de Ley de Presupuestos para 2012, que incluye las reformas económicas más urgentes que el Gobierno italiano se comprometió a acometer ante la UE para tranquilizar a los mercados.

Una vez aprobadas estas medidas, cuya ratificación definitiva en la Cámara de los Diputados se espera para este fin de semana, está previsto que el primer ministro, Silvio Berlusconi, presente su dimisión.

En Italia la opción que en estos momentos suena con más fuerza para la era post-Berlusconi es la formación de un Gobierno técnico con una personalidad al frente que ponga de acuerdo a todas las fuerzas políticas para sacar a Italia de la difícil situación en la que se encuentra.

Para liderar ese Gobierno se baraja el nombre del economista y excomisario europeo Mario Monti, de 68 años, quien cuenta con un importante apoyo entre las fuerzas parlamentarias y que el miércoles fue nombrado senador vitalicio por el jefe del Estado, lo que ha sido interpretado por los analistas como una señal en esa línea.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00