Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El largo viaje de Sumy

Hace cinco años el mediocentro del Alba se escapó de la concentración de la sub17 de Mali en Francia en busca de un futuro mejor. Esta noche puede jugar en el Calderón

Soumaila Konare no es un canterano al uso. Por suerte o por desgracia ha tenido la oportunidad de vivir episodios que rara vez ocurren en la vida de cualquier jugador tan joven. Todo empezó en Francia, en un torneo internacional sub 17

Como el marido que se va a por tabaco, Sumy adivirtió a su entrenador de que iba a salir a dar un paseo. El paseo se alargó y alargó, nunca volvió al hotel. El por aquel entonces adolescente tenía muy claro que no quería volver a su país. "Lo había hablado con mi padre, pero con mi madre no. Tuve que llamarla desde allí para contarle que estaba en buenas manos".

Una vez en Francia un conocido suyo le echó una mano y le dio dinero para subsistir. Un tiempo después se montó en un bus y acabó en Mora, Toledo. Allí debutó en Tercera División y empezó a deslumbrar como una de las perlas del grupo -por entonces- XVII.El Albacete ya le había echado el ojo por entonces, pero fue en un Mundialito de la Inmigración donde se lanzó a ficharlo.

En Albacete encontró por primera vez papeles. "Cuando llegué aquí ya sabes que tienes todo, algo de comer después de entrenamiento, esto es lo importante" resumía el jugador en una entrevista el pasado año en el Canal +. También en 2010 le llegó el momento de dar el salto al primer equipo tras pasar por el juvenil división de honor y el filial de Tercera.

En el peor curso del equipo manchego desde hace más de 20 temporadas, la irrupción de este joven de Mali fue una de las pocas alegrías. Acumuló más de 800 minutos y varios ojeadores de equipos de la Premier se pasaron por el Carlos Belmonte para verlo en directo. Solo el catastrófico final de temporada del equipo y su desaparición del once le privaron de ponerse en el escaparate cuando era necesario.

Rebelión y perdón

Con el descenso a Segunda B y mal aconsejado por su entorno, Sumy decidió presionar para salir del equipo y dejar de involucrarse en el nuevo proyecto del Albacete. Sin embargo la dirección deportiva del equipo, sabedora del valor de este activo, puso como condición que el equipo que lo fichara pagase dinero. Sumy probó en Francia, divagó por la Ciudad Deportiva durante meses con molestias de riñón y acabó volviendo a sus principios. Para conseguir algo hay que trabajárselo.

"A Sumy aún le queda para ponerse al ritmo de sus compañeros" repetía el entrenador del Albacete, Antonio Gómez, viernes tras viernes ante la insistencia de los medios. El 20 de noviembre, el Albacete perdía 1-2 frente al RSD Alcalá en casa y acabó ganando con gol de Sumy. Este miércoles tiene muchas papeletas de jugar en el Calderón y frente al Atlético de Madrid. ¿Quién iba a saberlo cuando Sumy salía desorientado de ese hotel en Francia?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?