Últimas noticias Hemeroteca

Las pistas de esquí registran una temporada difícil a la espera de la gran nevada

Baqueira Beret y Sierra Nevada son las única que tienen la mayor parte de las pistas abiertas

Cerler fue la primera estación en abrir esta temporada en Aragón, pero en Navidad no había demasiada nieve /

Las escasas nevadas de este invierno están complicando la temporada de esquí en las estaciones españolas. Algunas, como Alto Campoo (Reinosa, Cantabria) ni siquiera ha podido abrir; la nieve se hace esperar en el Pirineo aragonés, y en el leridano, las mejores noticias están en Baqueira. En Andorra dependen del trabajo de los cañones y la nieve ha llegado por fin a lo grande esta semana en Sierra Nevada (Granada).

Las cinco estaciones de esquí alpino del Pirineo leridano (Baqueira Beret, Boí Taüll Resort, Espot Esquí, Port Ainé, y Tavascán) sólo disponen de entre el 30% y el 60 % de pistas abiertas, a excepción de Baqueira, en el Valh D'aran que cuenta con 73 de 78 pistas abiertas.

La temporada empezó tardía y no cumplirá con el propósito de alcanzar los 140 días esquiables. No abrir por el puente de la Inmaculada en diciembre supuso una pérdida en venta de forfaits de entre 3 y 4 millones de euros.

Según el portavoz de Baqueira Beret, Roberto Buil, significa "entre un 10% y un 15% de la facturación de tota la temporada". Sólo los ingresos procedentes de la venda de forfaits en Lleida oscilan entre los 25 y los 28 millones de euros por campaña y representan el 14% de los 290 millones de euros de impacto económico que genera el esquí en los Pirineos leridanos. El resto proviene principalmente del sector de la restauración y hotelería. El mes de diciembre fue nefasto en estas comarcas. La falta de nieve hizo caer la ocupación en más de un 40%.

Enero ha mejorado para la Valh d'Aran gracias a la nieve que se ha acumulado en Baqueira Beret, con espesores mejores incluso que la temporada pasada. En Aran, que cuenta con 12.000 plazas, la ocupación es un 10% superior a la del enero pasado gracias a la nieve que dispone la estación que más esquiadores atrae. Sin embargo, el resto de complejos cuenta con poca nieve y por tanto con una caída de ocupación de entre el 70-80%. En estas zonas, los hoteleros hablan ya de pérdidas económicas no recuperables en lo que queda de temporada.

Sólo el esfuerzo inversor en la fabricación de nieve explica el hecho que todas las estaciones alpinas estén abiertas. De los 7 millones invertidos en su conjunto, más de la mitad se han destinado a la compra de equipos innivadores. En total hay, 1.358 cañones de nieve artificial que cubren 108 kilómetros esquiables (el 36,5% del área esquiable de todas las estaciones alpinas).

La falta de nieve agudiza la necesidad de alternativas al esquí. Espot Esquí, está ofreciendo a sus clientes excursiones guiadas, paseos en bici, o visitas a museos.

Los cañones, a pleno rendimiento en Andorra

En los Pirineos andorranos no nieva desde finales de diciembre, pero aún así las pistas situadas más al norte acumulan hasta 140 centímetros de nieve. El frío ha ayudado a mantener la poca nieve natural que hay y, sobretodo, ha permitido trabajar a los cañones de nieve artificial, hasta 17 horas al día esta última semana. En Vallnord tienen 52 pistas abiertas de 69 y en Grandvalira 87 de 112.

Las vacaciones navideñas han sido buenas y la ocupación hotelera ha registrado un crecimiento del 10% respecto la temporada anterior, aunque también es cierto que estas pasadas vacaciones han sido más largas.

Las previsiones a partir de ahora son inciertas y dependen de las reservas de última hora. Acontecimientos como la celebración de tres pruebas de la Copa del Mundo de esquí alpino femenino en febrero ayudaran a cerrar dignamente una temporada difícil.

Cerler, la primera en abrir en Aragón

En las estaciones del Pirineo de Huesca no se están alcanzando las cifras esperadas. Cerler fue la primera estación del Pirineo aragonés en abrir, parcialmente, y lo hizo en el puente de la Inmaculada. Cadanchú, Formigal, Astún y Panticosa abrieron para las navidades a medio gas.

Aramón tuvo una afluencia de 150.000 esquiadores durante la Navidad, 73.000 menos que el año pasado. Astún ofreció un balance "positivo" y Candanchú ha calificado de "irregular" la temporada. Hasta ahora las cifras de ocupación en pistas y en hoteles están muy por debajo de la pasada temporada.

La gran nevada de arranque de invierno no ha llegado a las estaciones de Huesca que están funcionando gracias a la nieve artificial.

Donde peor lo están pasando es en Panticosa que no ha superado los 9 kilómetros en lo que va de invierto. En Aramon-Teruel con Javalambre y Valdelinares la nevada de esta semana permitirá abrir el cien por cien de las instalaciones.

Astún está en servicio con 29 kilómetros, Candanchú con 26, Cerler con 31, Formigal con 51 y Panticosa con 9. Esto significa un porcentaje entre el 50 y 60% del área esquiable.

Oportuna nevada Sierra Nevada

Sierra Nevada abrirá este fin de semana pistas en todas las zonas del dominio esquiable, pondrá en marcha la totalidad de los remontes y ofrecerá, al menos, 80 kilómetros de recorrido, según las primeras estimaciones del departamento de Pistas.

Con los 80 kilómetros que, salvo imprevistos meteorológicos, se pondrán en funcionamiento desde el viernes en adelante, Sierra Nevada alcanzará la mayor superficie esquiable de la temporada, con nieve polvo recién caída, y con espesores que alcanzan los 150 centímetros en Veleta, Borreguiles y Río, según informa en un comunicado Cetursa.

La zona más beneficiada por la nevada de esta semana ha sido Parador-Cauchiles, que apenas había entrado en funcionamiento esta temporada. Tanto Veleta como Laguna han recibido una buena cantidad de nieve, lo que permitirá abrir más pistas en esas zonas y mejorar la calidad en aquellas donde empezaba a escasear.

Sierra Nevada pondrá en marcha la totalidad de los 20 remontes de la estación, cuatro de los cuales aún no habían entrado en funcionamiento esta temporada.

La temporada no empieza para Alto Campoo

La estación de esquí Alto Campoo (Reinosa) no ha abierto ni un solo día durante esta temporada. Los datos auguran que ésta será la peor temporada en la historia de esta instalación. Apenas ha nevado en Cantabria, la nieve en las cumbres no supera los 15 centímetros y las pistas de Brañavieja no acumulan más de 10 centímetros de espesor.

No hay cañones para elaborar nieve artificial y como las temperaturas no han sido muy frías, ni siquiera con el sistema de innovación instalado se hubiera podido conseguir. Pero la esperanza es lo último que se pierde. Los pronósticos del tiempo dicen que podría volver a nevar en los próximos y si se acumularan otros 10 ó 15 centímetros más en las pistas, los amantes del deporte blanco podrían hacer los primeros descensos de la temporada.

Queda mucho invierno por delante, pero lo cierto es que cualquier tiempo pasado fue mejor porque no se recuerda ningún invierno en el que, a estas alturas, Alto Campoo no hubiera tenido actividad algún día. La temporada pasada cerró con sólo 40.009 usuarios, 66 días de servicio y pérdidas de 3,5 millones de euros. Fueron los segundos peores datos en la última década, un desastre económico para toda la comarca que podría aún ser peor en esta ocasión si la materia prima, la tan ansiada nieve, no llega.

Más de cinco millones de visitantes en la temporada 2010-2011

La industria de la nieve en España genera en torno a 7.000 puesto de trabajo directos y unos 50.000 indirectos en los valles donde están ubicadas las estaciones. El año pasado tuvieron un total de 5.527.577 visitantes, un descenso del 6,6% respecto a la 2009-2010, cuando tuvieron casi 6 millones. La mejor temporada fue la 2008-2009, cuando tuvieron 7 millones.

La facturación por remontes en España la temporada pasada fue de 111 millones de euros.

La aportación de las estaciones de esquí a las comarcas de montaña durante la pasada temporada se situó en unos 1.100 millones de euros. En los últimos seis años el sector ha invertido 410 millones de euros sin contar los de esta temporada.

Las 33 estaciones integradas en ATUDEM ofrecen para la práctica de esquí alpino 996 pistas y 1.026 kilómetros de superficie esquiable; y 31pistas y 116 kilómetros para el esquí de fondo

Una cultura de nieve reciente pero sólida y amplia

Durante la temporada 2010-2011 las zonas con mayor número de visitantes han sido Cataluña, con 1.934.398 turistas; Aragón, con 1.709.878; seguidas por el Sistema Penibético y la Cordillera Cantábrica, con 980.673 y 496.427 visitantes, respectivamente, totalizando la cifra de 5.481.104 en el conjunto de Estaciones de esquí alpino y de 60.055 en las cinco estaciones de esquí nórdico asociadas.

El esfuerzo de mejoras ha sido especialmente importante en materia de servicios. En este sentido, junto a las inversiones realizadas, cabe destacar la innovación del sector en la creación de nuevas propuestas y ofertas adaptadas a los diferentes niveles de conocimiento y experiencia de la nieve.

Parte de la nieve en 'Hoy por Hoy' (20/01/2012)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?