Miércoles, 06 de Julio de 2022

Otras localidades

Crónica:

Procesión musulmana para el cumpleaños de Mahoma

La Procesión de los Cirios en Salé festeja el aniversario del profeta del Islam

La Procesión de los Cirios en Salé festeja el aniversario del profeta del Islam

La Procesión de los Cirios en Salé festeja el aniversario del profeta del Islam / EDUARDO MARÍN

(CORRESPONSAL EN MARRUECOS)

Calles cortadas. Centenares de personas postradas ante las vallas que bordean el paso de la procesión. Música de tambores y trompetas. Ésta podría ser la estampa de cualquier ciudad andaluza en plena Semana Santa, pero nada más lejos de la realidad. La Procesión de los Cirios es musulmana y se celebra, cada año, desde hace más de cuatro siglos, en la ciudad marroquí de Salé, al lado de Rabat. Con ella se festeja el Aid El Mawlid, el nacimiento del profeta Mahoma, hace más de 1400 años.

Ayer sábado, decenas de "nazarenos", sin capirotes, sino vestidos con atuendos tradicionales marroquíes, recorrieron las calles de la medina de Salé al compás de la música sufí y sustituyeron las españolas figuras de la Virgen de la Macarena o el Cristo Rey por 13 grandes cirios repletos de colores. Más de dos meses se tarda en confeccionar estas enormes velas en las que se pueden leer enunciados religiosos o alabanzas al rey Mohamed VI.

La familia Hassouni es la encargada todos los años de organizar la procesión, importada de Turquía por el sultán saadí Ahmed Al Mansour, quien se la encargó al santo sufí (también llamado marabú) Ibn Hassoun, antepasado de la familia Hassouni. Sus restos mortales, siguen guardados en una mezquita de Salé. "Aquel que está malo viene a ver a nuestro marabú; el que no está contento con su vida, también viene", asegura Abdellah El Hassouni, miembro de la familia, "y basta con venir a verle y leer un poco el Corán para que todo cambie".

Sin figuras religiosas, prohibidas por el Islam, las únicas imágenes que se pueden ver en la procesión son las del rey Mohamed VI y su padre Hassan II, según la tradición, como la familia Hassouni, también descendientes de Mahoma. "Sin Mohamed VI nada se hace, sin Hassan II tampoco; después de Mohamed VI está el buen Dios", sentencia El Hassouni.

Las 13 velas son acompañadas por músicos gnawas (descendientes de los esclavos) y demás elementos del folclore marroquí, en una procesión que finaliza en la casa familiar de los Hassouni.

Mezcla de fervor religioso y orgullo nacionalista, la Procesión de los Cirios recuerda en cierto modo a nuestra Semana Santa. Eso sí, las chilabas sustituyen a las mantillas y las alabanzas hacia el rey Mohamed VI a los gritos de ¡guapa! que reciben las vírgenes españolas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?