Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Otras localidades

La exdirectora general de la CAM reclama 10 millones de euros

María Dolores Amorós entiende que su despido fue improcedente y quiere recibir el dinero que hubiera ganado hasta su jubilación

La ex directora de la CAM, insultada a su llegada a los juzgados / La ex directora general de la CAM, María Dolores Amorós, ha sido recibida con insultos y gritos de los afectados por los llamados 'productos tóxicos', a su llegada a los juzgados de Alicante.Especialmente alterada estaba una mujer, que ante la presencia de las cámaras le ha gritado: "choriza, corrupta, ladrona, devuélvenos nuestro dinero". Tras acceder al tribunal acompañada por sus abogados, Amorós ha esperado al comienzo de la vista, ante la mirada de una veintena de afectados que asisten al juicio como público. / AGENCIA ATLAS

El juicio por el despido de la exdirectora general de Caja Mediterráneo (CAM) María Dolores Amorós ha quedado visto para sentencia, tras cinco horas de vista oral en las que la defensa ha negado que se falsearan cuentas económicas, mientras que la acusación ha apuntado manipulación contable.

La vista ha arrancado a las diez de esta mañana en el juzgado de lo social número 4 de la capital alicantina. Amorós ha presentado una demanda contra la entidad tras la decisión del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria de anular su indemnización por despido al considerarlo disciplinario.

Amorós asumió la dirección general de la CAM en noviembre de 2010 y el 10 de agosto de 2011, intervenida ya la caja, los interventores la destituyeron de sus responsabilidades. Le abrieron expediente disciplinario por falsear resultados para ocultar la debilidad de la entidad, actuar en beneficio propio y llevar una gestión deficiente.

Por su parte, la exdirectora general no considera que esto sea así y pide que se le indemnice con 10 millones de euros al entender que es el dinero que deja de recibir 17 años antes de su jubilación además, de por daños al honor. Amorós pretende que el despido sea declarado improcedente al negar los hechos que se le imputan.

Además, la exdirectora habría pactado con el expresidente de la caja, Modesto Crespo, una pensión vitalicia de 369.497 euros anuales, con una revalorización del 2% anual desde su jubilación, y un sueldo de 593.040 euros, sin tener el visto bueno del Consejo de Administración.

Tras las exposición de los informes, la aportación de pruebas documentales y la declaración ante la sala de testigos y peritos, será ahora la titular del Juzgado de lo Social 4 de Alicante la que decidirá si el despido de Amorós fue improcedente.

La ex directora general de CAM, acompañada por su dos letrados, ha abandonado el edificio judicial entre insultos por parte de dos titulares de acciones preferentes y ante la mirada de numerosos periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión. De hecho, Amorós ha optado por introducirse junto a uno de sus abogados en un portal abierto de un edificio cercano para intentar evitar a los medios de comunicación y a las personas que la han seguido por la calle para descalificarla.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?