Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Hollande será presidente el 15 de mayo

El séptimo presidente de la República marca las diferencias desde el inicio con la Presidencia de Sarkozy y no se tomará unos días de vacaciones

François Hollande, candidato presidencial del Partido Socialista, celebra con su histórica compañera Valerie Trierweiler los resultados de la votación de segunda ronda de las elecciones presidenciales francesas.

François Hollande no se da un respiro. El séptimo presidente de la Quinta República francesa ha realizado su primera aparición pública en la mañana de este lunes tras su victoria al acudir a su cuartel general de campaña en París y ya se sabe la fecha del traspaso de poderes: será el próximo 15 de mayo.

Hollande debe ir conformando en las próximas horas el equipo que le acompañará al Elíseo y cuales serán sus primeras decisiones en política interna y los primeros pasos en la escena internacional. Michel Sapin, uno de los nombres que suenan como primer ministro o como mínimo para el puesto de ministro de Finanzas, ha señalado que Hollande no se entrevistará con Ángela Merkel hasta ser investido, para poder hablar de "igual a igual".

No obstante, como ha reconocido el director de comunicación de su campaña, Manuel Valls, en la televisión BFMTV, "su compromiso personal, más allá de que es una tradición francesa, es reservar su primer encuentro internacional a la canciller alemana.

El Ministerio del Interior francés ha difundido esta mañana los datos definitivos del escrutinio de este domingo: 51,62% para François Hollande y 48,38% para Nicolás Sarkozy. Un resultado ajustado que ahora debe ser ratificado por el Consejo Constitucional antes de que se produzca el traspaso de poderes que se ha fijado, de común acuerdo, para el 15 de mayo.

Los dos presidentes, el todavía en ejercicio y el electo, también estarán juntos este martes en el Arco del Triunfo de París con motivo de la ceremonia conmemorativa del Armisticio de la II Guerra Mundial.

Hollande, entre tanto, ya ha comenzado a trabajar en el que debe ser su equipo en el Palacio del Elíseo y en el Gobierno. Para ello, desde su cuartel general, ya no de campaña sino de transición, lleva a cabo una serie de consultas discretas. En la derecha, Alain Juppé, ministro de Exteriores, ha anunciado que no se presentará a las elecciones legislativas de junio para seguir como alcalde de Burdeos.

Ministrables

El presidente electo también debe ir pergeñando su equipo de gobierno de cara a las elecciones legislativas de junio. En ese gabinete con 15 áreas se intuye a los ya mencionados: Sapin y Valls, aunque es el alcalde de Nantes y jefe del grupo parlamentario en la Asamblea; Jean-Marc Ayrault, germanófilo, el que se perfila para ocupar el palacio de Matignon como primer ministro. También suena la primera secretaria del PS, Martine Aubry.

Uno de los dos será el responsable de aplicar las primeras medidas que ya quedaron definidas en un documento de cuatro páginas con su calendario en el primer año en el Elíseo: en el primer mes rebajará el sueldo del Presidente y de los ministros; congelará el precio de los combustibles; anunciará a los socios de la OTAN la retirada de las tropas de Afganistán antes de finales de año y presentará a los socios europeos un memorando con una propuesta de Pacto para modificar y completar el Tratado de Estabilidad y reorientar la construcción europea hacia el crecimiento.

La tercera vuelta

El segundo presidente de izquierdas de la Quinta República cuenta con la dinámica del ganador para conseguir una mayoría estable en la Asamblea Nacional tras las elecciones del 10 y 17 de junio próximos.

Un sondeo que aparece esta mañana señala que si las legislativas tuvieran lugar el próximo domingo, la izquierda ganaría con el 45% de los votos frente al 30% para la UMP y el 15% del Frente Nacional. En cualquier caso, ya cuenta con los acuerdos electorales firmados entre el PS y Los Verdes, también se deben cerrar con el Frente de Izquierda de Melenchon, al objeto de presentar un solo candidato en determinadas circunscripciones, lo que evitaría que se eliminen entre ellos.

Está por ver si en el primer gobierno habrá una apertura a los centristas de Bayrou. Esto podría provocar aún más problemas en el seno de la UMP que, desde anoche, carece de un líder natural. Sus dirigentes, que se reúnen esta tarde en el Elíseo en torno al derrotado Nicolás Sarkozy, deben mantener la unidad de una formación llena de sensibilidades y corrientes -más difícil sin estar en el poder- y no pueden llegar a acuerdos, en principio, con la formación de Marine Le Pen, que busca tener un grupo parlamentario propio en la Asamblea Nacional. Los dos millones de votos en blanco registrados este domingo, le dan ciertas esperanzas.

Rajoy: "Ha ganado el señor Hollande y mi obligación es entenderme con él"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?