Lunes, 24 de Enero de 2022

Otras localidades

Bruce Springsteen, listo para demoler

El músico de Nueva Jersey presenta en nuestro país su último disco, Wrecking ball, con ganas de liarse a bolazos con los banqueros

Bruce Springsteen

Bruce Springsteen / ©DANNY CLINCH

Estuvo un año trabajando en lo que sería su nuevo disco. Pero era muy tranquilo. Nada coherente con la situación económica actual. Y lo desechó. Así es Bruce Springsteen.

Acto seguido, compuso diez canciones en diez días. Y así nació Wrecking ball (bola de demolición), su decimoséptimo álbum, el trabajo que ahora presenta en directo en una gira que arranca el día 13 en Sevilla.

"Te sientas, y si tienes suerte, los planetas se alinean y esa ira y el arte que has aprendido se combinan con el misterioso factor x que te permite sacarlo fuera, y que se convierte en música", declaró en la publicación musical Rolling Stone. Una ira que ha convertido muchos de sus discos en herramientas de reivindicación de los derechos de los trabajadores y de la crítica social.

Un arte con el que compuso Born to run, uno de los pilares del rock americano, con solo 25 años, y con el que ha sido elevado a la categoría de ser superior y mesías del Springteenismo.

Es tal la fidelidad de su parroquia que, tras lanzar un disco extraño We shall overcome, en homenaje al cantante folk Pete Segger (un icono de la canción protesta americana), consiguió llenar Las Ventas de Madrid (2006) y salir airoso sin entregar al publico ni uno de su larguísima lista de éxitos.

Así es Bruce Springsteen. Un tipo capaz de llevar una chupa de cuero a los 62 sin parecer una caricatura de sí mismo y de dar voz al obrero que lleva dentro, desde su mansión, sin que chirríe lo más mínimo. Y estos días el obrero está encendido. Indignado, como muestra en We take care of our own, el primer single del álbum, y con ganas de poner firmes a los banqueros de Wall Street que han colocado al planeta entero al borde del precipicio para llenarse los bolsillos: Easy Money.

Una furia que saca a pasear en sus rabiosos directos, en los que a pesar de rondar las dos horas, el espectador no tiene tiempo de aburrirse . El setlist está ideado al milímetro para satisfacer a todo tipo de público, desde el fan más devoto al neófito que viene de acompañante.

Aunque la que ahora arranca, será una gira extraña y con pinceladas tristes. Se trata de la primera del compositor sin su amigo y saxofonista de la E Street Band, Clarence Clemons.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?