Lunes, 24 de Enero de 2022

Otras localidades

Un atentado suicida en Yemen deja al menos 90 personas muertas

El ataque podría ser una respuesta de Al Qaeda por la ofensiva militar que el Gobierno ordenó en su contra

Un terrorista suicida ha hecho explosionar este lunes un artefacto explosivo que llevaba adosado a su cuerpo en la capital yemení, Saná, causando decenas de muertos y más de un centenar de heridos.

Un terrorista suicida ha hecho explosionar este lunes un artefacto explosivo que llevaba adosado a su cuerpo en la capital yemení, Saná, causando decenas de muertos y más de un centenar de heridos. / REUTERS

Un hombre vestido con el uniforme del Ejército yemení se inmoló este lunes en medio de un ensayo de un desfile militar al que acudían altos cargos en la capital de Yemen, Sana, causando la muerte de al menos 90 personas e hiriendo a mas de 200, según un balance procedente de fuentes policiales.

El jefe del Estado Mayor y el ministro de Defensa estaban en la ceremonia, pero no resultaron heridos, según una fuente militar. El atentado coincide con una ofensiva militar yemení contra integristas vinculados con Al Qaeda en el sur del país, donde controlan varias localidades.

Los militares se acercaron el domingo a uno de sus bastiones, en medio de fuertes combates. También se produjo al día siguiente de que se conociera la desaparición de un policía español destinado en la embajada española en la capital, del que no se tienen noticias.

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo el lunes que "en ningún caso podemos garantizar que se trate de un secuestro". Los integristas han aprovechado la inestabilidad política para hacerse fuertes en un país que permaneció paralizado durante gran parte de 2011 por unas manifestaciones que acabaron llevando al derrocamiento del presidente Ali Abdullah Saleh.

Yemen es la sede del brazo de Al Qaeda en la Península Arábiga, considerado por Estados Unidos como una importante amenaza no solo para la seguridad regional sino también para la suya propia. El domingo, un instructor militar estadounidense resultó herido en una emboscada contra una delegación estadounidense.

El desfile estaba previsto para el martes, día nacional de Yemen, en el que se conmemora la unificación del norte y el sur, y se esperaba la presencia del nuevo presidente, Abd Rabu Mansur Hadi. La sangre y varios restos humanos quedaron esparcidos en una carretera de diez carriles donde se estaba llevando a cabo el ensayo el lunes por la mañana.

El área quedó acordonada y un equipo forense examinaba los restos. "Estábamos en un desfile, de repente hubo una explosión enorme. Decenas de nuestros hombres murieron. Intentamos ayudarles", dijo un hombre que se identificó como el coronel Amin al Alghabati, que tenía las manos y el uniforme salpicados de sangre.

"El suicida llevaba un uniforme militar. Llevaba un chaleco de explosivos debajo", agregó. El empobrecido país ha sido objeto de varios sangrientos atentados desde que Hadi remplaza a Saleh en febrero, prometiendo acabar con la insurgencia islamista, que hasta ahora se había concentrado en el sur. A principios de mes, el Ejército lanzó una ofensiva en la provincia de Abyan, en el sur, para intentar recuperar el control del territorio conseguido por integristas que se hacen llamar Ansar al Sharia (Partisanos de la ley islámica).

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?