Martes, 04 de Octubre de 2022

Otras localidades

El 'sudoku' de las tasas universitarias

Ministerio y comunidades abordan este miércoles una subida que tiene que entrar en vigor en septiembre y que la mayoría de autonomías no tiene claro cómo aplicar

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, conversa con la presidenta de la Conferencia de Rectores, Adelaida de la Calle, antes del inicio de la reunión extraordinaria del Consejo de Universidades

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, conversa con la presidenta de la Conferencia de Rectores, Adelaida de la Calle, antes del inicio de la reunión extraordinaria del Consejo de Universidades / EFE/Kiko Huesca

Las comunidades llegan a la cita con posturas dispares y muchas dudas sobre los nuevos criterios del Ministerio para subir las matrículas universitarias. Entre las comunidades donde se plantean mayores subidas figuran Cataluña, con un 66%, Canarias con un 40% y Comunidad Valenciana con un 33%. País Vasco no incrementará los precios públicos más allá del IPC, mientras Andalucía, La Rioja, Aragón o Galicia manifiestan su intención de aplicar la horquilla mínima.

Comunidades y ministerio intentarán clarificar la hoja de ruta para aplicar una subida de tasas que a fecha de hoy, con el curso prácticamente finalizado y con los exámenes de Selectividad en pleno desarrollo en varias comunidades, mantiene a los estudiantes sin saber cuánto tendrán que pagar por sus carreras el próximo curso. La decisión del ministerio de Educación de autorizar una subida de las tasas de hasta un máximo del 66% ha provocado un escenario de confusión e incertidumbre tanto en las universidades como en las comunidades autónomas que tienen que fijar los nuevos precios públicos.

El problema es el concepto utilizado por el ministerio, según el cual las familias pagan ahora el 15% del coste real de los estudios, siendo el 85% restante de financiación pública. Educación quiere elevar al 25% el esfuerzo económico que realizan los estudiantes para reducir a su vez el dinero público que tendrán que destinar las autonomías a las universidades. La cuestión es que no hay una contabilidad oficial ni mucho menos homogénea sobre el coste real de cada carrera y sobre lo que realmente sufragan las familias con el pago de la matrícula. Dicho de otro modo, fijar la nueva horquilla de precios se está convirtiendo en un "sudoku" de muy compleja aplicación técnica.

Por eso muchas comunidades acuden a la cita de hoy con la petición al ministerio de que establezca unas precisiones adicionales que les permita unificar y clarificar cómo realizar ese cálculo de costes y aplicarlo. A la espera de que la cita arroje alguna luz, hay algunas autonomías que ya han planteado sus posturas. Es el caso de Cataluña, que se decanta por aplicar la horquilla máxima de la subida, un 66%, o la Comunidad Valenciana, que planea incrementar hasta un 33% la cantidad que tendrán que pagar los estudiantes.

En Canarias, aunque el gobierno insular baraja aplicar la subida mínima posible, la obligatoriedad de aplicar la nueva horquilla de precios supondrá una subida de entre el 40 y el 42%. El ejecutivo canario ha acusado al ministerio de Educación de "castigar" especialmente a las islas ya que sus matrículas universitarias estaban entre las más bajas de España y la obligación de aplicar el nuevo marco supondrá un fuerte incremento de precios.

En el caso de Castilla la Mancha, el gobierno de María Dolores de Cospedal baraja una subida lineal de unos 200 euros de media por cada matrícula, cifra que alcanza los 335 euros de incremento en el caso de Baleares. En Castilla y León, fuentes de la Consejería de Educación calculan que las tasas subirán entre 200 y 400 euros en función de las carreras y su grado de experimentalidad.

País Vasco congela sus tasas y Madrid aún no ha decidido la cuantía de la subida

País Vasco ya ha manifestado que no subirá los precios públicos, más allá del IPC. Es la única comunidad que opta por una "congelación" total. Otras como Aragón, Galicia o la Rioja barajan la idea de no subir más allá del IPC las primeras matrículas, si bien aplicarán la subida mínima prevista para las segundas y terceras matrículas.

Comunidades como Andalucía o Murcia acuden a la cita con la intención de mantenerse en la horquilla mínima autorizada por el ministerio, aunque por el momento siguen haciendo números y no han concretado cómo quedarán sus matrículas universitarias para el próximo curso.

Por último, autonomías como Madrid, Navarra, Asturias o Extremadura no han esbozado por el momento ninguna pista sobre cómo afrontarán esta subida de tasas y remiten tanto a la reunión de hoy como a las negociaciones que aún mantienen con sus propias universidades.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?