Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los recortes marcan el 25 aniversario de las becas Erasmus

La presidenta de los Rectores pide que se preserve un programa que ha servido para "europeizar España y españolizar Europa"

Más de dos millones de estudiantes europeos han pasado por los programas ERASMUS desde su creación en 1987. El impulsor del plan, el ex vicepresidente de la Comisión Europea, Manuel Marín, defiende estas becas como uno de los logros de la buena Europa y rechaza por injustos los estereotipos de que son "fiestas pagadas en el extranjero"

Sólo 240 jóvenes españoles tuvieron una beca Erasmus en 1987. Este curso 2011-2012 son más de 30.000 los estudiantes que han cursado una estancia académica en el extranjero. Hoy las instituciones europeas han conmemorado en Madrid el 25 aniversario de un programa nacido en una época sin móvil, sin Internet y sin i Pad que sirvió como motor de intercambio de ideas y realidades entre jóvenes de distintos países, mucho antes de que el término globalización llegara a la opinión pública.

Las cifras hablan por si solas. A lo largo de estos 25 años, han sido más de 2,2 millones de estudiantes, 355.000 españoles, los que han disfrutado de una beca Erasmus. En los dos últimos años España se ha situado además como el país líder tanto en el envío como en la recepción de alumnos. Un éxito que ahora se enfrenta a un severo recorte presupuestario, ya que el ministerio de Educación ha reducido su aportación en más de un 40% este año.

A esos recortes se ha referido hoy la presidenta de los Rectores Universitarios, Adelaida de la Calle, al señalar que "es necesario marcar prioridades y seguir luchando por acciones que, como los Erasmus, son las que servirán para salir de la crisis, apostando por la igualdad de oportunidades entre nuestros estudiantes que son esos ciudadanos europeos de futuro".

Por su parte el ex vicepresidente de la Comisión Europea y "padre" de los programas Erasmus, Manuel Marín, también ha alertado sobre el riesgo de tirar por la borda los logros de un programa que se enfrenta a estereotipos injustos. Marín ha pedido no caer en el prejuicio fácil porque "la juerga y la excesiva ingesta de alcohol es un problema general que afecta a los jóvenes, no un fenómeno que depende de la naturaleza de una beca".

Además, ha añadido que el estudiante que se va de Erasmus, "con independencia de que la cuantía económica no sea suficiente, tiene que darse cuenta de que es un privilegiado y tiene que hacer un esfuerzo para incrementar su rendimiento académico". En ese sentido, Marín ha pedido exigencia también por parte de los profesores para no bajar el listón.

La subida de tasas y el endurecimiento de los requisitos académicos de acceso a las becas afectarán a un millón y medio de estudiantes. Reportaje en 'Hoy por Hoy' (22/05/2012)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?