Lunes, 15 de Agosto de 2022

Otras localidades

Ruta hacia Groenlandia para evaluar los efectos del cambio climático

Hablamos con Aída Fernández Ríos, directora de la campaña 'Catarina' que analiza la entrada antropogénica en las aguas del Atlántico Norte

Un miembro de la campaña lanza una boya para medir la salinidad y temperatura del agua

Un miembro de la campaña lanza una boya para medir la salinidad y temperatura del agua / CATARINA

El pasado 22 de junio el buque oceanográfio, 'Sarmiento de Gamboa', partió del puerto de Vigo para comenzar su travesía hacia el Atlántico Norte. La expedición está formada por 26 científicos y técnicos procedentes de diferentes entidades para evaluar los efectos producidos por la entrada de carbono antropogénico en la columna de agua.

Desde el 2002, y cada dos años, se han estado realizando estaciones para determinar los cambios interanuales y decenales en el estado del agua. Las estaciones, en las que se lanza desde el barco en alta mar hasta unos quince metros del fondo una batisonda con distintos sensores, sirven para medir la salinidad, temperatura y oxígeno del agua. El proyecto 'Catarina' ha programado 98 estaciones a lo largo de la travesía hacia el Atlántico Norte. Esta expedición durará 45 días en los que los científicos y técnicos recabarán datos para determinar los cambios en el clima y los posibles efectos sobre las especies.

La primera parte de la campaña está dirigida por la profesora de investigación del CSIC en el Grupo de Oceanología del IIM, Aída Fernández Ríos, quien se encarga de "coordinar todos los grupos de trabajo, de que entre estación y estación no se pierda mucho tiempo y de que todo los equipos estén en funcionamiento", explica Aída Fernández.

La coordinación es fundamental para un proyecto donde participan distintos institutos. 'Catarina' nace de la relación del IIM-CSIC con el grupo francés 'Ifremer', del Laboratoire de Physique de Oceans, junto con otras instituciones como la Universidad de Vigo o el UTM-CSIC. Además 'Catarina' está incluido "dentro de un proyecto del séptimo programa europeo" con lo que se ha facilitado que otras entidades del extranjero colaboren, como la Universidad de Bremen.

El trabajo en equipo es esencial para la evolución de los proyectos científicos de este calibre, y por ende de la ciencia. "Cada vez se están realizando más colaboraciones internacionales en este aspecto porque mover un barco es muy caro. Cuanta más información se pueda obtener durante cualquier campaña tanto mejor para la ciencia y para la economía", justifica Aída Fernández.

El día a día a bordo

La travesía que comenzó en Vigo está realizando un recorrido que va desde Portugal hasta Groenlandia y desde allí a San Juan de Terranova. El día a día del proyecto 'Catarina' consiste en realizar unas tres o cuatro estaciones dependiendo de la profundidad de la zona. El equipo español-francés- alemán estudia el fenómeno que se conoce como, 'la cinta transportadora' ya que "se transportan aguas cálidas por la superficie, se enfrían en las zonas subpolares y vuelven por el fondo hasta llegar a la Antártida", explica Aída Fernández.

Algunas de las variables a observar en este trabajo son los cambios de circulación, ventilación de masas de agua, los efectos de la captación antropogénica y el nivel de acidificación del océano. El 'Catarina' compagina su trabajo con la segunda parte de la campaña, 'Ovide', dirigida por Guillermo Francés de la Universidad de Vigo. 'Ovide' desarrollará el centro de su actividad durante 15 días en el Atlántico Norte.

Repercusión en la sociedad y financiación

Detrás de estos trabajos científicos se encuentra un vínculo directo con la vida social. Quizás la terminología propia del campo aleje al ciudadano de ver claramente los motivos de este tipo de expediciones. La importancia de estudiar el Atlántico Norte se debe a que es la zona donde "se está acumulando más carbono antropogénico y, por decirlo de una forma coloquial, es donde da la vuelta el agua", afirma Fernández.

A pesar de que estas investigaciones no ofrezcan un interés social inmediato, sí que presentan un beneficio para el futuro, sobre todo, tal y como asegura Aída Fernández: "puede ser de utilidad para las personas que toman medidas políticas, de cómo reducir emisiones y las consecuencias que tienen". Del mismo modo, añade que los resultados que se obtengan "pueden servir para concienciar a la gente y ver cómo es la situación real".

Para que estos trabajos consigan materializarse en unas soluciones al problema del cambio climático, como es el caso, precisan en muchas ocasiones de financiación. El Ministerio de Economía y Competitividad financia el 'Catarina'. Para ello ha debido someterse a la aprobación de un comité externo e independiente que valora la calidad, los objetivos y el interés de todos los proyectos que se presentan en las convocatorias.

Pasado, presente y futuro de las aguas del océano

'Catarina' ya contaba con las conclusiones determinadas en investigaciones anteriores. Los cambios observados desde el 2002 hasta el 2006 hablan de la variación en la circulación de las aguas y de la penetración de carbono antropogénico en las capas de agua más superficiales. "Cuando el índice NAO es positivo se capta más carbono que cuando es negativo", explica la directora. Esa fue una de las primeras conclusiones a las que el grupo de trabajo llegó. Ahora se observará la evolución incluyendo los datos del 2010.

De momento, los científicos plantean una tímida hipótesis sobre la evolución a la espera de la obtención de los resultados que la certifique: "se cree que habrá más ventilación este año por las condiciones atmosféricas, o sea, que si hay más ventilación habrá más entrada de carbono antropogénico", matiza Aída Fernández.

No será hasta finales de año, en diciembre, o principios de 2013, en enero cuando se puedan establecer las conclusiones del estudio. Los datos que se analizan ahora diariamente desde el 'Sarmiento de Gamboa' servirán para contribuir a solucionar los peligros que amenazan al océano.

Aída Fernández: "Se ve un incremento de carbono antropogénico en las capas más superficiales"

Aída Fernández: "Estas investigaciones pueden ser de utilidad para las personas que toman medidas políticas sobre cómo reducir emisiones"

Objetivos principales del 'Catarina'

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?