Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Dime qué coche tienes y te diré cómo vistes

En ocasiones, podemos imaginar al conductor de un vehículo antes incluso de que se baje del coche. Todo depende del modelo que conduzca.

Un grupo de amigos en un descapotable /

Es común pararse a mirar un coche y al ver al conductor apearse decir: ¡le pega! Esto se explica porque cada modelo de vehículo tiene, en primer lugar, una imagen de marca que cada casa de coches intenta inculcar al consumidor, y por otra parte, los propios consumidores han creado tendencia: si eres así, debes tener tal coche.

Las siguientes dualidades pueden ser estereotipos, pero también corresponden a muchas realidades que observamos cada día en los parking y en las aceras.

Se acerca un Mini Cooper. De él se baja un chico. Lleva unos jeans, un polo y unas zapatillas Adidas. Es clásico y moderno. Se acerca a los cuarenta.

Detrás de él, un Seat Ibiza Cupra. Podría ser también un Ford Focus RS. Lleva bermudas, camiseta negra y

unas zapatillas de basket. Le gusta el skate y en el equipo de música lleva hip-hop. Aunque quizás sea también oyente de heavy y sus zapatillas de basket se transformen en unas Vans. Desde luego, es un tipo aficionado a los coches y a la música.

La música también le gusta al dueño del Volkswagen Sirocco. Lleva gorra aunque dentro del coche no haga sol. Forma parte de su look, igual que los pantalones con muchos bolsillos, tipo desmontables, camiseta y zapatillas Puma.

Buscamos aparcamiento. En el parking, encontramos un Mercedes Clase E 320. Es un señor, pero conserva la elegancia pasen los años que pasen. Lleva pantalón de pinzas, o chinos, camisa y zapato cerrado.

Quizás hace unos años tuvo también un Mercedes, pero el Clase S AMG. Era más joven y más moderno. Otros optan por un estilo más deportivo, como el Mercedes SLK. Entonces, los pantalones son azul marino y la camisa va a juego. En los pies, los clásicos castellanos granate.

Los alrededores de las playas se llenan estos días de otro tipo de vehículo: los monovolumen. Puede ser una Chrysler Voyager, y de ella saldrán papá, mamá, niño, niña y también una canoa hinchable. Llevan polo y bañador, y las chicas, vestido de Lacoste. Puede ser una Volkswagen Touran y de ella salir todos ellos, abuela y fresbees varios incluidos.

Un Porsche 911 atraviesa la ciudad. Un clásico que no está al alcance de cualquier bolsillo. Los chinos beige parecen un extra del propio coche. Y la camisa de cuadros, también.

Los BMW, Serie 1 y Serie 3, implican que el conductor lleva jeans, pero con zapatos. Es algo más moderno que otros, pero mantiene un puntito clásico de aquel que confirma el famoso eslogan: le gusta conducir.

En realidad, podría tener también un Audi A3, aunque entonces sería un poquito menos clásico.

Ahora solamente falta comprobarlo cada vez que un semáforo se ponga en rojo. ¿A que ya no tienes tanta prisa?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?