Jueves, 06 de Octubre de 2022

Otras localidades

En el PP dan a Montoro por amortizado en el Gobierno

Varios ministros han sufrido un importante desgaste de imagen, pero dentro del PP creen que el "más quemado" es el titular de Hacienda. Los colaboradores de Montoro defienden que Rajoy le tiene "en alta estima" y que le ha tocado una de las carteras "más feas e ingratas" desde la que está haciendo muchas cosas por las Comunidades

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado tras el Consejo de Ministros que "a partir del año próximo se iriá suavizando la recesión"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado tras el Consejo de Ministros que "a partir del año próximo se iriá suavizando la recesión" / REUTERS/Susana Vera

En la formación conservadora creen que si España aguanta los envites económicos, el presidente no acometerá una remodelación porque es muy poco dado a los cambios. Pero no dudan de que si hay un rescate, el escenario puede cambiar por completo de la noche a la mañana.

El Gobierno afronta un momento muy difícil y varios ministros sufren ya un importante desgaste. En estos meses, muchos se han visto envueltos en la polémica. Por ejemplo la titular de Empleo, Fátima Báñez, por la filtración del ERE del PSOE desde un correo suyo, o el de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a cuenta del aborto. También Ana Mato y José Ignacio Wert por los recortes en Sanidad y Educación.

Sin embargo al preguntar dentro del PP quién tiene la peor imagen del Ejecutivo, todo el mundo apunta directamente hacia Cristóbal Montoro. Dicen que los demás pueden ser impopulares para determinados sectores sociales, pero dentro del partido todavía no están tan señalados como el ministro de Hacienda. A él le ven "completamente quemado". Más de una decena de fuentes populares consultadas por la Cadena SER, mencionan espontáneamente su nombre el primero y sin dudarlo un instante.

El anuncio de la subida del IVA fue lo que le remató. El viernes 13 de julio, Montoro tuvo que admitir lo que tantas veces había negado que fuera a ocurrir. Se tuvo que tragar sus propias palabras. Aquellas que tanto repetía en campaña, cuando aseguraba que los impuestos no se iban a tocar. "Lo diga quien lo diga", clamaba por aquel entonces.

Pero en sus filas consideran que no ha sido lo único que le ha pasado factura. "No es sólo por sus continuas rectificaciones. Es también por la inconsistencia de sus planteamientos y porque no ha salido a explicar bien lo que estaba haciendo", dice un diputado conservador.

Otro cree que ha sido porque no ha rehuido el debate en ningún momento y eso le ha expuesto más que al resto del gabinete. A algunos les parece curioso que el responsable de Economía, Luis de Guindos, no siga su misma trayectoria cuando ambos son los encargados de afrontar la crisis económica.

Consideran que la relación de Montoro con las Comunidades Autónomas, a las que está apretando mucho las tuercas, ha despertado muchas antipatías entre sus compañeros. Y por eso, piensan que es el que tiene "más papeletas" para ser el primer candidato en abandonar el equipo de Rajoy.

Los que rodean a Montoro le defienden. Afirman que Rajoy le tiene en "muy alta estima". Además, cuentan que le ha tocado "la cartera más fea e ingrata" y sostienen que si se le critica es porque es uno de los ministros que precisamente más cosas está haciendo. Él mismo reconoció que no había sigo un trago fácil subir los impuestos y sus colaboradores insisten en que se ha visto "obligado" a hacerlo "por las circunstancias". Creen que la crisis económica no está dañando solo a un miembro del Ejecutivo, sino a todos por igual.

En cuanto a su relación con las autonomías, recuerdan que él ha sido quien más las ha ayudado. Entre todas las medidas se hace hincapié en el plan de proveedores. "Ahora las está presionando. Es necesario hacerlo. Pero está constantemente pensando en ellas. Lo último ha sido el fondo de liquidez", dicen a su favor.

Crisis de Gobierno

¿Pero Rajoy va a hacer cambios? En el Partido Popular opinan que, por el momento, no va a haber crisis de Gobierno. Lo comentan con mucha prudencia. Agarrado con pinzas, pensando en que todo puede variar de la noche a la mañana por la situación que vive el país.

Están convencidos de que si España aguanta los envites Rajoy no hará nada por dos razones. Primero, porque en plena tormenta no es el momento. Y, segundo, por su carácter. Quien conoce bien al presidente sabe que es de colaboradores a largo plazo.

"A Rajoy siempre le ha gustado sumar no restar", cuenta un cargo del PP. Además, recuerda lo que le cuesta afrontar ese tipo de decisiones. Explican que "prefiere ahorrarse complicaciones". También aseguran que no se mueve a golpe de encuestas y no le influyen las críticas internas. A veces, al contrario. Algo, que en el caso de Montoro, podría llegar incluso a reforzarle.

Como ejemplo ponen a María Dolores de Cospedal que, a pesar de que todos daban por hecho que abandonaría el cargo de secretaria general después de ganar las elecciones, pero ahí sigue y lo compagina con el de la presidencia de Castilla-La Mancha.

También hay quien valora que es demasiado pronto. Aunque reconocen que todo se ha acelerado en estos meses. Cuentan que Rajoy es de "tiempos dilatados" pero en estas circunstancias ese sistema no sirve. Por eso se abren las apuestas. Hay quien espera una remodelación para la vuelta del verano, otros para finales de año e incluso quien asegura que si se frenan los sobresaltos Rajoy podría llegar con sus actuales colaboradores hasta 2014. Todo eso en circunstancias normales pero la economía tiene la última palabra.

"A menos que nos rescaten y le quiten a él", indica un cargo dejando claro que en el PP también se baraja esa posibilidad por dura que sea. Los conservadores no descartan nada. Con la prima en máximos históricos y el bono español cerca del 8%, la sombra de la intervención total a la economía española acecha.

En ese escenario, en el PP comprenden que todo cambia, que el equipo económico se vería obligado a dimitir en bloque y que ya ni Rajoy tendría margen de decisión. A pesar de que desde el partido tratan de lanzar mensajes de serenidad, lo cierto es que no hacen más que lanzar gritos de socorro. Tratan de alejar el fantasma del rescate diciendo que no hay dinero para hacerlo y que eso supondría la ruptura del euro. Pero se intensifican los contactos internacionales y todos los cargos reconocen que no se puede aguantar más financiándonos al precio que lo estamos haciendo.

Situación extrema

El agobio se ha ido extendiendo estos días por el Ejecutivo, donde sabían que los días jugaban en su contra. Hay quien cree que la falta de contacto de Rajoy con los líderes internacionales cuando estaba en la oposición se está pagando ahora. Y que van a ser muy exigentes con España porque le pidieron que realizara todas las reformas y recortes en los tres primeros meses y los postergó. De eso modo, explican, se ha perdido mucha confianza. Para algunos ya es demasiado tarde y que Merkel no va a dar su brazo a torcer: "Tiene elecciones a la vuelta de la esquina y para ella la única manera de demostrar que lo controla todo es con una palabra: intervención".

Pero algunos aún confían en que se activen los mecanismos necesarios. Opinan que el encuentro de De Guindos con su homólogo alemán y el apoyo de Francia a la hora de acelerar las medidas adoptadas en el último Consejo Europeo, le han dado a Rajoy algo de oxígeno. Las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, diciendo que la entidad hará "todo lo necesario para preservar el euro" han servido también de bálsamo. Y en La Moncloa tienen su fe puesta en la reunión que Rajoy y Monti mantendrán el próximo 2 de agosto.

Cristóbal Montoro: "A partir del año próximo se iriá suavizando la recesión"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?