Viernes, 07 de Octubre de 2022

Otras localidades

ETA

Interior concede el tercer grado al preso etarra Uribetxeberria Bolinaga

Se ha cumplido el guion previsto después de conocer el informe médico del hospital Donostia en San Sebastián y el siguiente paso es la libertad condicional

Prisiones concede el tercer grado al etarra Uribetxeberria / La última palabra sobre la situación del etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga la tendrá a partir del lunes el juez Ismael Moreno. Conocida la decisión de prisiones que ha concedido finalmente  el tercer grado al etarra, Moreno tendrá que valorar otra petición, la de la Fiscalía que quiere saber si el etarra que mantuvo secuestrado a Ortega Lara puede ser tratado en prisión. / ATLAS

Interior ha concedido el tercer grado penitenciario al preso de ETA enfermo, Iosu Uribetxeberria Bolinaga. Lo hace con el informe del hospital Donostia en las manos que detalla que el preso de ETA tiene un 90% de posibilidades de morir antes de un año y aplicando la ley penitenciaria por motivos humanitarios.

Más información

Exactamente lo que se ha aplicado es el artículo 104.4 del Reglamento Penitenciario, que recoge la posibilidad de conceder el tercer grado a los presos gravemente enfermos. El tercer grado es un régimen de semilibertad y en el argot penitenciario se conoce como el régimen de la "cenicienta": los presos pueden salir a la calle durante el día pero vuelven a prisión para dormir. Este régimen por tanto ahora mismo no cambiaría la situación del preso de ETA porque Uribetxeberria Bolinaga está ingresado en el Hospital Donostia de San Sebastián.

 

El siguiente paso es la libertad condicional y esto le corresponde al juez central de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional porque estamos ante un caso de terrorismo. La dinámica es la siguiente: una vez que el preso está en tercer grado, el artículo 92 del Código Penal y el 196 del Reglamento Penitenciario disponen esa posibilidad. Para ello Instituciones Penitenciarias tiene que elevar con la "urgencia que el caso requiera" un expediente al juez de Vigilancia Penitenciaria que es quien toma la última decisión.

Este jueves la Fiscalía pidió un informe forense para determinar si el preso de ETA puede recibir su tratamiento desde la cárcel y este mismo viernes el juez Pedraz aceptó pedir el informe forense. Con este dictamen del forense el juez tendrá que decidir si valida la libertad condicional que en la práctica supone el excarcelamiento de Uribetxeberria Bolinaga. El Juez Santiago Pedraz está de guardia solo hasta el domingo por lo que previsiblemente va a ser su relevo, el juez central de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional, Jose Luis Castro. Se calcula que el futuro de Uribetxeberria Bolinaga puede estar resuelto para mediados de la semana que viene y eso como muy tarde a la espera de ese informe forense que determinará si el preso puede ser tratado en la cárcel.

Iosu Uribetxeberria Bolinaga estaba incluido en una lista de nueve presos de ETA enfermos que el Ministerio de Interior elaboró hace ya varios meses. La izquierda abertzale la extiende a quince personas. Desde el año 1996, veintitrés presos de ETA enfermos han conseguido el tercer grado penitenciario.

Interior propone reglas de conducta para la libertad condicional de Uribetxeberria

El Ministerio de Interior insta a la Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Zaballa (Álava) a que incorpore en el expediente de libertad condicional que tiene que elevar a la Audiencia Nacional unas reglas de conducta que el preso de ETA tendría que cumplir si se le diese la libertad condicional. La primera de estas reglas es que Uribetxerria no se acerque a las víctimas de sus delitos o a los familiares directos de éstas. Además recomienda que se le prohíba "participar de forma activa o pasiva en manifestaciones públicas de enaltecimiento o legitimación de la violencia, especialmente de ETA o hacer declaraciones que conlleven desprecio o desconsideración de las víctimas del terrorismo". Por último Interior propone al Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, la que tiene la última palabra, la prohibición de que el preso de ETA se ausente, sin previa autorización de la Administración Penitenciaria, de la localidad en la que fije su residencia.

Según fuentes de Instituciones Penitenciarias 23 presos de ETA enfermos han conseguido desde el año 1996 el tercer grado penitenciario. En el año 2007 este tercer grado se dio a 351 presos, en el año 2008 a 305, en el año 2009 a 315, en el año 2010 a 352 y en el 2011 de momento se ha concedido a 300 presos enfermos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?