Lunes, 15 de Agosto de 2022

Otras localidades

Cáritas denuncia el repliegue alarmante de la cobertura social en España

Más de un millón de personas, el triple desde el comienzo de la crisis, recurre a Cáritas para atención urgente y básica, como alimentos o ropa

La red asistencial denuncia el recorte en las ayudas públicas y los retrasos en su tramitación. El cobro de la renta mínima se demora 165 días cuando en 2008 los solicitantes la obtenían en 98 días. Además, Cáritas ya está detectando un incremento de los inmigrantes que acuden a sus parroquias pidiendo ayuda, ante el miedo a ir al hospital o al ambulatorio por la retirada de la tarjeta sanitaria.

La crisis amenaza con dejar efectos permanentes en España, en términos de un cambio irreversible de estructura social y Estado del Bienestar. Lo advierte Cáritas en su Informe del Observatorio de la Realidad Social que incluye datos demoledores como que la media de los ingresos de las personas que acuden a su red es de 320 euros, la mitad de lo fijado en el denominado umbral de la pobreza.

"Hoy vivimos en una sociedad más pobre, más desigual y más injusta socialmente", ha señalado el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, quien ha alertado sobre un deterioro y un repliegue alarmante de los servicios sociales públicos en el momento en el que son más necesarios.

"Las prestaciones se recortan y se endurecen los requisitos para obtenarlas. En ocasiones, según denuncian algunas Cáritas Diocesanas, estas decisiones se toman de manera discriminatoria y arbitraria porque los requisitos ni siquiera están fijados por escrito", explica Francisco Lorenzo, coordinador del Equipo de Estudios de Cáritas.Las personas necesitadas perciben menos ayudas y durante menos tiempo y además se están incrementando de forma significativa los retrasos a la hora de tramitar y lograr una prestación, denuncia el informe. "Los servicios sociales públicos tardan de media 24 días en dar una primera cita y más de dos meses en ofrecer una primera respuesta a esa demanda. En el caso de la renta mínima en 2008, el cobro se hacía efectivo en 98 días, ahora se tarda 165, casi medio año esperando para situaciones que son desesperadas en muchos casos", añade Lorenzo.

Parejas jóvenes con niños y parados de larga duración

El informe señala que desde el comienzo de la crisis se ha multiplicado por tres el número de personas que han acudido a Cáritas para demandar ayuda básica urgente, comida, ropa, calzado, pañales o leche en polvo. "Es un incremento del 174% desde el año 2007". El paro de larga duración y la pérdida de las prestaciones amenaza con cronificar y prolongar situaciones de pobreza y exclusión social. "Las mismas personas que hace años conseguían salir adelante con unas primeras ayudas, ahora se quedan con nosotros durante mucho más tiempo sencillamente porque no logran salir del pozo", explica Sebastián Mora, quien ha advertido sobre una cierta ralentización en la capacidad de respuesta de Cáritas."Nuestras posibilidades de acogida no son infinitas y tampoco ni podemos ni debemos sustituir funciones que corresponden a los poderes públicos".

Aumenta el número de inmigrantes que recurren a Cáritas por la retirada de la tarjeta sanitaria

Los desempleados de larga duración, mujeres con cargas familiares o parejas jóvenes menores de 40 años con hijos, figuran entre los perfiles de demandantes de ayuda que más se han incrementado en el último año, según el informe. Especialmente castigados están resultando los inmigrantes, un colectivo ya de por sí vulnerable. 5 de cada 10 personas acogidas por Cáritas en 20011 eran inmigrantes. En este sentido la red asistencial ha señalado que ya empieza a detectar un incremento de los extranjeros que acuden a las parroquias para pedir ayuda sanitaria. "Son personas que tienen miedo a ir al hospital o a un ambulatorio si tienen un problema de salud, porque temen una denuncia por su situación de irregularidad administrativa o que les manden una factura que no pueden pagar. La situación es de incertidumbre total, lo cual confirma que esta medida, además de ser contraria a la dignidad humana, no ha sopesado ni sus efectos ni los procedimientos necesarios para aplicarla", remacha Sebastián Mora

El informe señala que no sólo el desempleo es causa de exclusión social. También lo es la precarización imparable de las condiciones laborales. "En España hay 2,5 millones de trabajadores pobres, lo que supone casi el 15% de la población activa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?