Miércoles, 30 de Noviembre de 2022

Otras localidades

España pierde 15.000 millones al año por no dar trabajo a los 'ninis'

Un informe europeo pone cifras a la pérdida de recursos para las economías europeas que supone el creciente número de jóvenes que ni estudian ni trabajan

No trabajar ni estudiar no sólo es un drama personal para millones de jóvenes europeos; también es un problema para las economías de la Unión, que pierden millones de euros por todo ese potencial desaprovechado. Un trabajo de Eurofound, la fundación que integran Comisión Europea, sindicatos y empresarios del continente, pone cifras al creciente número de 'ninis'

El documento calcula el coste para las economías de tener a un porcentaje cada vez más alto de personas sin trabajar y estudiar mediante el siguiente procedimiento: el coste público se saca restando la cantidad extra de dinero público que va a parar a los 'ninis' sobre la que va a los jóvenes que no lo son (más gasto en prestaciones, subsidios...) y el coste respecto al conjunto de la economía se calcula restando lo que ganan los 'ninis' a lo que ingresan los que no lo son (generan menos recursos por no tener trabajo, y por tanto crean menos riqueza para el país y aportan menos ingresos a las arcas del Estado).

Es decir, el informe da la foto completa: no se centra sólo en lo que el Estado gasta en los jóvenes con menos oportunidades, sino que calcula cuál sería su aportación si la sociedad les diese ocupación. Y es precisamente en este último capítulo donde se produce el grueso de la merma de ingresos, tanto en España como en Europa.

Según el estudio, en el conjunto de la Unión Europea (menos Malta, donde no había datos disponibles) los recursos que se dejan de crear por tener a un 15% de la juventud europea (entre 15 y 29 años) sin estudiar ni trabajar es multimillonaria: más de 153.000 millones de euros. Eso es un 1,2% del PIB europeo. En el caso de España, donde el número total de 'ninis' en 2011 superaría 1.300.000 personas, el coste sería de 15.735 millones de euros, casi un 1,5% del PIB.

El gasto público no es el problema

En el reparto entre gasto público y coste para el total de la economía, se aprecia que, de estos 15.000 millones, el coste para las arcas públicas representa una parte pequeña. En 2011, el dinero público destinado a estos jóvenes alcanzaba los 1.328 millones de euros, mientras que el coste económico general (la falta de creación de riqueza que supone no dar empleo a estos jóvenes) suponía la parte del león: 14.386 millones.

En términos absolutos, el coste más alto en 2011 fue para la economía italiana (32.600 millones), seguida de la francesa (22.000), la del Reino Unido (18.000) y, en cuarto lugar, la española. Por otro lado, el estudio muestra que, entre 2008 y 2011, los costes generales para la economía española de los 'ninis' han aumentado más de un 45%. Nos superan países como Rumanía (78%), Grecia (76%) y Dinamarca (62%, aunque en este caso el coste supone un 0,5% del PIB nacional).

El perfil del 'nini' español

Aunque el grueso de los datos figuran agregados en el informe, el informe desgrana algunas cifras que permite trazar el perfil del 'nini' español. Un alto porcentaje tiene un nivel bajo de formación: más del 70% de ellos tiene una titulación de secundaria o menos. Además, al contrario que en la mayoría de Europa, en España los 'ninis' suelen tener experiencia laboral. Es también España uno de los países en los que se detecta un mayor nivel de desánimo: muchos quieren trabajar pero no buscan empleo porque no creen que haya trabajo para ellos.

A partir de los distintos perfiles de 'ninis' detectados, los autores del estudio agrupan a los países en cuatro grandes áreas. El conjunto en el que se integra España, junto con Portugal, Irlanda, Estonia, Letonia y Lituania, se caracteriza por los siguientes rasgos: la mayoría de los 'ninis' son desempleados (es decir, su inactividad no es voluntaria), tienen experiencia laboral, y tienen una alta tasa de desanimados, tal y como veíamos antes. En este conjunto, la alta tasa de 'ninis' viene motivada por el alto desempleo que ha traído la crisis, que ha golpeado a estos países (y a sus jóvenes) con más dureza que a otras naciones.

Los 'ninis' mediterráneos se interesan por la política

El estudio no se queda en los costes económicos de los jóvenes que no estudian ni trabajan, y también pretende abordar los costes sociales de su incremento. En líneas generales, las conclusiones que sacan es que entre los jóvenes desempleados europeos la confianza en las instituciones, la participación electoral y el interés por la política son notablemente más bajos que entre los jóvenes que tienen empleo o que están estudiando. Un dato preocupante, para los autores del estudio, que creen que esta tendencia puede traer consigo más desafección, que puede traer problemas de estabilidad para el sistema democrático.

Sin embargo, en el caso de los países mediterráneos (entre ellos se cuenta España, pero en este caso los datos no están desagregados por estados), se da una tendencia inversa. En el grupo de países formado por Grecia, Portugal, Italia y España el desempleo juvenil va a asociado a más interés por la política. "Quizá por la alta tasa de 'ninis' y de desempleo, estos jóvenes parados tienen más posibilidades de sentir más interés por la política y de hablar de política que los jóvenes empleados", asegura el estudio.

Sin embargo, también se detecta que ese mayor interés en la política no se desarrolla por los cauces institucionales convencionales. "Es notable que este mayor compromiso [político] no se corresponde con un nivel mayor de participación formal en un partido político o una organización institucional. Esto indica una falta de identificación con los actores principales del espacio político". Conviene subrayar que los datos son en este caso de 2008, en los primeros compases de la crisis y muy anteriores a fenómenos como el 15-M.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?