Jueves, 26 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La juez Coro Cillán imputada por un delito de prevaricación "escandaloso y clamoroso"

El Tribunal de Justicia de Madrid dicta auto de imputación contra la juez que ha mantenido vivas las teorías conspirativas del 11M por un presunto delito de prevaricación cometido al precintar la discoteca Moma de Madrid

La juez Coro Cillán está a un paso de sentarse en el banquillo por un presunto delito continuado de prevaricación que habría cometido en el proceso que llevó a cabo para clausurar la discoteca Moma de Madrid y someterla a una administración judicial. El Tribunal de Justicia de Madrid dicta auto de imputación contra Cillán y emplaza al Ministerio Fiscal a que presente escrito de acusación contra la juez que ha mantenido vivas las teorías conspirativas del 11M.

El Tribunal de Justicia de Madrid ha imputado a la juez Coro Cillán por un presunto delito continuado de prevaricación cometido al haber precintado y sometido a administración judicial la discoteca Moma de Madrid, a raíz de la presentación de una denuncia por parte de uno de sus socios el 21 de septiembre de 2011.

El magistrado Emilio Fernández de Castro sostiene que hay indicios de que Cillán incurrió en un "irregular proceder, colisionando de modo violento con cualquier criterio razonable de interpretar el derecho". Sus decisiones, añade, "desbordan la legalidad de un modo flagrante y clamoroso" y tuercen el derecho de modo "burdo, chocante o esperpéntico".

El auto está plagado de ejemplos que justifican estos calificativos. Por ejemplo, dice el juez que "resulta infrecuente que una juez efectúe consumiciones en público con el letrado que había presentado una denuncia con esas extravagantes peticiones". Es "desusado", continúa, "que el juez presente formalmente al letrado al Ministerio Fiscal que debe informar de inmediato sobre la prcedencia de sus pretensiones y le requiera un informe favorable" o es "escandaloso", concluye, que se nombre un administrador judicial "con una retribución mensual de 18.000 euros".

La juez Coro Cillán, que ha mantenido vivas las teorías conspirativas del 11M, está a un paso de sentarse en el banquillo. El Tribunal de Justicia de Madrid le impone además una fianza de 17.000 euros en concepto de responsabilidad civil y emplaza al fiscal a que presente escrito de acusación contra ella.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?