Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

OPERACIÓN CRUCERO

La mujer de De Cabo se defiende como una "simple ama de casa" a las acusaciones

El juez Velasco la mantiene imputada por alzamiento de bienes y blanqueo de capitales entre otros delitos, aunque sin medidas cautelares

La mujer del empresario Ángel De Cabo, Consuelo Garrido, ha asegurado en su declaración como imputada ante el juez Eloy Velasco que "no sabía nada" de las operaciones de blanqueo y evasión de capitales supuestamente planificadas por su marido junto al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Consuelo Garrido ha insistido entre sollozos ante el juez que ella era una "simple ama de casa" que "no sabía nada" y "firmaba donde" su marido le indicaba. Sin embargo, para la Fiscalía la mujer de Ángel De Cabo tenía un papel relevante en la trama de blanqueo y evasión de capitales para alzar bienes. Garrido era titular de acciones de alguna de sus sociedades, figuraba entre los administradores de otras, y tenía acceso a las cajas fuertes que De Cabo poseía en diversas entidades bancarias en las que "metía y sacaba dinero", según han asegurado fuentes jurídicas.

El juez Velasco mantiene la imputación para Consuelo Garrido por alzamiento de bienes y blanqueo de capitales entre otros delitos, aunque no ha fijado para ella medidas cautelares. Entre lágrimas, al salir de la Audiencia, ha dicho que no sabía "de dónde sacar" el dinero para hacer frente a la fianza de 50 millones de euros que estableció el juez para su marido.

Hoy también han declarado como imputados los cuatro hijos de Gonzalo Pascual, el antiguo socio ya fallecido de Díaz Ferrán en Marsans.

Han admitido que recibieron en donación bienes y fincas de su padre que vendieron a una empresa de Ángel De Cabo, supuestamente para ocultarlos a los acreedores. Sin embargo los recuperaron y pusieron a disposición de la masa concursal, aunque lo hicieron después de la sentencia de un juzgado de lo mercantil, que declaró nulas las donaciones.

También ha comparecido como imputado el abogado Raúl Jiménez, empleado de Ángel de Cabo, quien se ha limitado a sostener que entró a trabajar en la empresa en 2011 y que cumplía órdenes de sus jefes de departamento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?