Martes, 28 de Junio de 2022

Otras localidades

El papa dice que se retira a orar de un modo más adecuado a su edad y fuerzas

Benedicto XVI ha dirigido este domingo su último rezo del ángelus ante más de 200.000 fieles, peregrinos y turistas

El papa Benedicto XVI dirige desde la ventana de su apartamento en la Plaza de San Pedro del Vaticano su último ángelus dominical.

El papa Benedicto XVI dirige desde la ventana de su apartamento en la Plaza de San Pedro del Vaticano su último ángelus dominical. / REUTERS

El papa Benedicto XVI ha dirigido este domingo desde la ventana de su apartamento en la Plaza de San Pedro del Vaticano el ángelus dominical, un rezo que ha cobrado especial relevancia al tratarse del último de Joseph Ratzinger como pontífice.

Antes de hacer efectiva su renuncia y de que comience el llamado periodo de "sede vacante" a las 19:00 horas GMT del próximo día 28, Benedicto XVI ha dicho adiós a los fieles con este acto, previo a la audiencia general del miércoles, considerada como la despedida oficial.

Un dispositivo de seguridad especial vigilaba desde anoche San Pedro, en la que cuatro pantallas gigantes han permitido que decenas de miles de fieles que esperaban en la plaza pudiesen seguir todos los movimientos del papa.

Este domingo ha sido, pues, el último en el que el papa Ratzinger ha bendecido a los congregados en San Pedro, invitando a la oración, pronunciando su reflexión dominical sobre el Evangelio y saludando en varias lenguas a las gentes llegadas al Vaticano.

Ha querido compartir con los allí presentes en una abarrotada plaza que el Señor le ha llamado a dedicarse todavía más a la oración y a la meditación, lo que hará "de un modo más adecuado a su edad y fuerzas", una vez que se haga efectiva su renuncia al pontificado este jueves. Se estima que se han reunido unos 200.000 fieles, peregrinos y turistas, para despedirse así del pontífice alemán. Incluso ocupaban la vía de la Conciliazione y otras calles adyacentes a la plaza.

El papa, emocionado al ser interrumpido varias veces con aplausos de la multitud durante su alocución a los fieles, ha explicado que se retira "al monte" aunque dejando claro que esto "no significa abandonar la Iglesia".

"Es más, si Dios me pide esto es porque yo podré continuar sirviendo con las mismas condiciones y el mismo amor con el que lo he hecho hasta ahora, pero de un modo más adecuado a mi edad y a mis fuerzas", afirmó.

Benedicto XVI eligió para este segundo domingo de Cuaresma el pasaje del Evangelio sobre la Transfiguración del Señor del evangelista Lucas, en el que relata cómo Jesús se transfiguró mientras rezaba en una especie de retiro espiritual en el monte Tabor junto a Pedro, Santiago y Juan. Un pasaje muy a apropiado para la decisión de fututo que ha tomado el religioso.

Por ello, ha explicado a los fieles que en Cuaresma "aprendemos a dar su debido tiempo a la oración, tanto personal como comunitaria, que da aliento a nuestra vida espiritual", aseveró el Obispo de Roma. "La oración no es aislarse del mundo y de sus contradicciones, como en el monte Tabor hubiera querido hacer Pedro, pues la oración reconduce al camino, a la acción", aseveró.

Benedicto XVI, quien sorprendió a todos con el anuncio de su renuncia, la primera de un pontífice en la era moderna, puso fin ayer a una semana de ejercicios espirituales y recibió en audiencia privada al presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, en el que fue su último acto institucional como jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano.

Benedi

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?