Miércoles, 25 de Mayo de 2022

Otras localidades

Cónclave: "Quien entra Papable sale Cardenal", todos menos uno

La mayoría de los vaticanistas solo coinciden en un detalle sobre los candidatos del Cónclave: el próximo pontífice no puede ser de origen estadounidense porque debería ganarse a pulso la credibilidad papal por proceder de una superpotencia. En todo lo demás hay gustos para todos. E intereses.

Cartel del ghanés, Peter Tukson, presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, cuyos admiradores han iniciado una campaña electoral sin precedentes en las calles de Roma

Cartel del ghanés, Peter Tukson, presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, cuyos admiradores han iniciado una campaña electoral sin precedentes en las calles de Roma

Los cardenales estadounidenses tienen prisa. Francis George, Presidente Emérito del Obispado de los EEUU quiere que la Congregación General del Colegio Cardenalicio analice largo y tendido los graves problemas internos de la Iglesia, incluidos los informes secretísimos sobre el lobby homosexual y el financiero en la jerarquía eclesiástica. Tras ello seguiría un Cónclave rápido y resolutivo según Theodore Edgar McCarrick, arzobispo emérito de Washington.

Desde las 20:00 horas de este jueves la Guarda suiza pasa la protección del papa a la Gendarmeria / REUTERS

La cuenta de Benedicto XVI en Twitter cambia su nombre por el de 'Sede Vacante' tras hacerse efectiva su renuncia / TWITTER

No todos opinan lo mismo. El Cónclave será largo según Karl Lehman, Arzobispo alemán de Maguncia, que confirma 'hay mucho de qué hablar'. El nuevo pontífice debería proceder de una diócesis inmaculada, no golpeada por los escándalos de pedofilia, cree Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York. Son numerosos los cardenales que se inclinan por un buen gobernador del Estado Pontificio.

Experimentado y si es necesario casi anciano, para un corto periodo de orden y concierto que dejaría paso a un futuro pontificado largo y consolidado. En tal caso las miradas se dirigen hacia los buenos conocedores de los entresijos curiales. Los latinoamericanos ven con buenos ojos al canadiense Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, y los italianos cierran filas entorno a Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio, como Ratzinger en el 2005.

La 'vendetta' cardenalicia

Quienes exigen disciplina interna y ampliar la tolerancia cero en el clero piensan que podría encargarse la tarea al español Julián Herranz, que puso la Curia Romana al borde del infarto con el informe secretísimo de 600 folios que hizo llegar a Benedicto 16 poco antes de Navidades. Nada nuevo en el Vaticano. Existe un precedente muy reciente. El cardenal que en las meditaciones del Vía Crucis del 2004 denunció 'la porquería que se escondía en la Iglesia y que alcanzaba a parte del sacerdocio' fue precisamente el elegido por el resto de cardenales en el 2005 para que hiciera la limpieza.

Era Joseph Ratzinger, entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, algo así como ministro del interior del Estado de la Santa Sede. Si hoy la disciplina interna fuera la prioridad del Colegio Cardenalicio la edad del purpurado cordobés no sería ningún inconveniente, ni el hecho que no sea elector o pertenezca a la Prelatura del Opus Dei. Solo lo impediría su negativa ante un cometido que parece imposible, incluso para este hombre que fue Presidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, algo así como ministro de la justicia vaticana.

Papa 'Joven', enérgico y vigoroso

Sin embargo el brasileño Geraldo Majella Agnelo, Arzobispo emérito de Sao Salvador de Bahía, es absolutamente contrario a otra transición ratzingeriana y el italiano Agostino Vallini, Vicario de Roma, propugna un elegido de entre los más jóvenes, postconciliar, que tenga fuerza y energía vigorosas para un largo pontificado. En la lista juvenil están, entre otros, los cuatro 'Pedro' para satisfacción de quienes creen en la profecía de San Malaquías: el húngaro Peter Erdö (52 años), el brasileño Pedro Scherer, (62 años), el ghanés Peter Tukson (63 años) o el francés Jean Pierre Ricard (69 años).

Nacionalismo italiano

La nacionalidad de próximo Papa, universal en la Iglesia, importa poco salvo para los italianos, el país que aporta más electores con 28 cardenales. Tras dos pontífices extranjeros dicen 'basta' y desean recuperar la continuidad de cinco siglos de papado transalpino interrumpido solo con Juan Pablo II. Todos son muy conservadores y tifan por Angelo Scola, Arzobispo de Milán, o Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal italiana. No obstante entre los 87 cardenales del resto del mundo se observa con discreción a Gianfranco Ravasi, Presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, heredero del carisma del difunto cardenal Martini de Milán, hombre de gran sabiduría además de enorme simpatía, por quien los italianos sienten devoción. Recibió uno de los últimos encargos de Benedicto 16: dirigir el retiro espiritual pocos días antes de su retirada papal.

Elección entre tradicionalistas y algo menos conservadores

El Cónclave de 2013 será seguramente el último con mayoría de cardenales con formación preconciliar. Solo una minoría, unos 25 de los 115 electores, iniciaron sus estudios de teología en el clima de cambio y apertura del Concilio Vaticano II a partir de 1965 y solo tres llevaban todavía pantalón corto. La diferencia generacional es notable. Tradicionalistas como Karol Wojty?a y Joseph Ratzinger, que frenaron las reformas conciliares, crearon solo un minoría de cardenales postconciliares, favorables a proseguir con los cambios e incluso a la convocatoria de un tercer Concilio.

Entre unos y otros son pocos los reformadores o menos conservadores: el brasileño de origen alemán Claudio Hummes, Prefecto de la Congregación para el Clero; el alemán Walter Kasper, Presidente emérito del Consejo Pontificio para la Unidad los Cristianos; el austríaco Christoph Schönborn, Arzobispo de Viena; el brasileño Joao Braz de Aviz, cardenal desde hace un año; el hondureño Oscar Rodríguez Madariaga, Arzobispo de Tegucigalpa; el filipino Luis Antonio Tagle, Arzobispo de Manila; o el ghanés de color, Peter Tukson, Presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, cuyos admiradores han iniciado una campaña electoral sin precedentes en las calles de Roma. Son los papables. Seguirán siendo cardenales. Menos uno.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?