Sábado, 24 de Septiembre de 2022

Otras localidades

Paris cambia su discurso y afirma que "Europa no es la responsable de la crisis"

Merkel y Hollande debatirán sobre el crecimiento con los grandes empresarios

El presidente François Hollande busca en la cumbre de Bruselas del 14 y 15 de marzo una "estrategia económica inteligente" que combine las reformas estructurales con una flexibilización del ajuste en función de las características nacionales. Pero, en un cambio de discurso de "no agresión" hacia Berlín, París advierte que "no es la Unión Europea y ni la austeridad que falsamente se le imputa" la responsable de la crisis.

"Los déficit excesivos nacionales y los errores políticos" pusieron a los países contra la pared, por lo que "son los Gobiernos los que tienen en sus manos las principales claves" para salir adelante, señalaron hoy los asesores del presidente socialista. En el entorno del Elíseo se considera que Bruselas tendrá que dar una respuesta política a "esta austeridad que se achaca a Europa y que es rechazada sobre todo en los países del sur", en línea con la flexibilidad mostrada por la Comisión Europea , que parece aceptará dar más plazo a España, Portugal e incluso a Francia, entre otros países, para que ajusten sus objetivos de déficit.

París espera que de la cumbre salga también un avance sobre el programa de empleo para jóvenes, esbozado ya en febrero. Con una financiación inicial de 6.000 millones, se posibilitarán medios para que los estados ofrezcan a los menores de 25 años empleos, aunque sea en contrato de prácticas, o formación. Por último Hollande quiere que se aceleren los "euro proyectos" financiados con obligaciones europeas y las inversiones previstas en el pacto de crecimiento para el Banco Europeo de Inversiones.

Con Merkel y los empresarios

La cumbre de la Unión Europea y del Eurogrupo es la próxima estación en la que el presidente Hollande podrá medir su liderazgo. En muy baja cota de popularidad y superado ya por su predecesor y rival Nicolas Sarkozy en los sondeos de opinión, Hollande ha emprendido un claro viraje político. Además de viajar a provincias para acercarse al pueblo y anunciar una aceleración de las reformas estructurales (laboral, pensiones, etc) para las que utilizará incluso el "decreto ley", el presidente francés parece modificar también su relación con la canciller Angela Merkel. Con ella tiene previsto celebrar el próximo lunes un debate "público privado" ( es decir, sin prensa) en la cancillería con los mayores empresarios europeos, representados en el "European round table" (ERT). Este lobby que agrupa a las 50 mayores multinacionales de Europa (entre ellas a 7 alemanas, 5 francesas y a las españolas Telefónica, Repsol, Inditex e Iberdrola) "puede dar ideas sobre el crecimiento y la competitividad", según los altos funcionarios franceses a quienes gustaría que hicieran también propuestas para acercar la fiscalidad sobre sociedades, hoy todavía muy dispar entre los distintos estados miembros. El ERT fue uno de los impulsores del mercado único europeo en la década de los ochenta, pero desde entonces apenas ha mostrado actividad política

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?