Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Otras localidades

IRAK, 10 AÑOS DESPÚES DE LA INVASIÓN

Los iraquíes rememoran el comienzo de la guerra recordando que aún están ocupados

Este martes se cumplen diez años del ataque estadounidense en Iraq

Un policía, en el barrio de Shuala de Bagdad donde se ha producido uno de los atentados de este martes

Un policía, en el barrio de Shuala de Bagdad donde se ha producido uno de los atentados de este martes / REUTERS/Ahmed Malik

CORRESPONSAL EN ORIENTE PRÓXIMO

A través de entrevistas con miembros de la resistencia política en el exilio, con los jóvenes que están movilizando a la población a través de las redes sociales, y con jeques y líderes religiosos hemos podido comprobar que la sociedad iraquí quiere un cambio. Aseguran que en 2003 la amenaza era EEUU y Gran Bretaña y ahora lo es Irán y el Gobierno de Nuri al Maliki.

Los que ahora mismo están ocupando plazas y calles de Iraq consideran que su revolución comenzó el 25 de febrero de 2011, después de la caída de Ben Ali y Hosni Mubarak, en Túnez y Egipto. Aprovecharon la expansión del sentimiento de hartazgo que también se vivió en Bahréin, Yemen o Siria, y empezaron a pedir libertad, dignidad y el fin de la corrupción.

El pasado diciembre se conoció el caso de unas mujeres que habían sido detenidas y violadas... fue lo que provocó que el movimiento se intensificara, cogiera fuerza. Abu Fanar, uno de los coordinadores de la Revolución iraquí encargado de las redes sociales nos explicó en conversación telefónica porque a no quería desvelar en qué lugar se encontraba, que han creado comités, centros de información, un mecanismo para que la protesta sea constante.

El trato, la relación con las autoridades ha cambiado y según Abu Fanar, los jóvenes son los que están liderando esa nueva estrategia: "Creo que los políticos de los últimos 10 años han tenido una gran oportunidad y que no han logrado nada, de un fracaso a otro fracaso, en 10 años han sido incapaces de hacer nada respecto a las infraestructuras de Bagdad; Bagdad, la capital, la que fue capital e la civilización, en la actualidad con cada lluvia sobre la capital queda inundada".

Oday al Zawahiri, además de ser el hermano del que tiró un zapato al ex presidente Bush en 2008, es uno de los militantes más activos en el sur del país, donde la influencia iraní es mayor. "En general la gente está hirviendo, los ciudadanos del sur de Iraq antes que los de cualquier otra parte de Iraq quieren el cambio porque ellos lo han sentido así y están completamente convencidos de que este gobierno no les representa de ninguna de las maneras, por eso la gente de Iraq en su multitud de colores están preparados para el cambio", explica Al Zawahiri.

El ritmo frenético de manifestaciones, detenciones, amenazas, atentados, de las últimas diez semanas es la reacción del régimen a lo que impone la calle, que cuenta con una fluida cooperación y apoyo logístico de la resistencia en el exterior. Cada viernes es bautizado con un mensaje para el Gobierno de Nuri al Maliki, hay reuniones en Estambul, Ammán y algunas capitales del Golfo,...Todos trabajan ya en la preparación de lo que llaman la Marcha hacia Bagdad para como ellos aseguran, una vez terminada la ocupación estadounidense acabar con la injerencia exterior que ejerce Irán.

Todas las personalidades y ciudadanos contactados desde que empezó el año coinciden en que se trata de un movimiento nacionalista, patriótico, iraquí. Evitan el sectarismo, incluso la relación ideológica con el partido Baaz, que dirigía Saddam Hussein. El sheij Mohamed Bachar al Faishi, de la Asociación de Ulemas Musulmanes Iraq y al mando de la televisión de la oposición Al Radafain explica así la estrategia del primer ministro iraquí: "Se centra en zonas pacíficas en las que no ha habido manifestaciones y detienen a los hijos en un intento fallido de mandar mensajes a los manifestantes de que seréis el objetivo si no dejáis de protestar: lo hizo en Al Tarmiya, y en otras zonas de Iraq, en Tikrit, pero creo que eso ya no asusta a los iraquíes".

Además, Walid al Zubaidi, analista político que ha estado recorriendo el país, comprobando sobre el terreno como la provincia de Anbar, cuya capital es Ramadi y que incluye ciudades como Faluya, asegura que ya no está gobernada por Maliki. Proclamada zona liberada desde principios de este año; tiene frontera con Siria, Jordania y Arabia Saudí lo que permite a los activistas facilidad de movimientos. Pero también en Mosul, en el norte, o localidades cercanas a la capital se están registrando manifestaciones que piden el cambio. Como pasó en otras revueltas árabes, Al Zubaidi asegura que no hay líderes:"La gente sigue a los que comparten sus demandas, por supuesto existe la presencia de alguno que participa en el proceso político, hay también partidos que se oponen y están en la oposición que también tiene un papel, peo estoy seguro de que el 97% de los manifestantes son líderes de los otros; no hay un líder central que los dirija".

No diferencias entre chíies, siníes, cristianos, es casi una obsesión después de que durante los últimos 10 años la ocupación impusiera esa clasificación y la utilizara hasta provocar la guerra interna que se vivió en Iraq en 2006 y 2007.

Los mensajes de los líderes de las tribus del sur son claros, su situación es más compleja por la proximidad de Irán, pero como nos explicaba el sheij Jadhim Enaizan desde Basora, están actuando de forma más discreta y cuando llegue el momento se unirán al movimiento. "Somos diferentes porque nosotros tenemos muchas presiones sobre nuestras cabeza: los servicios secretos, la seguridad y la policía y el ejército nos están observando aquí y allá, pero nos hemos organizado y estamos discutiendo nuestras peticiones con las que Ala está de acuerdo, son peticiones legítimas como que se apruebe la Ley de Amnistía general y todas las leyes que se refieren a ella, no queremos ningún sectarismo; estamos en contra de la partición de Iraq en base a un sectarismo federal; son eslóganes que siempre hemos mantenido y alzado".

Hace meses que la oposición en el exilio, la resistencia política en la que la Asociación de Ulemas Musulmanes, con el sheij Harez al Dari a la cabeza, está jugando un papel muy activo, están preparando el Iraq post Maliki.

Muthaina al Dari, hijo del líder espiritual de este movimiento, nos confirmaba que hay una lista de los nombre del Consejo Nacional que conducirá la transición hasta que se celebren elecciones. No será un proceso fácil y todos coinciden en que habrá un duro enfrentamiento para tomar Bagdad, aunque eso depende de si Irán y sus milicias siguen teniendo que dividirse entre Siria e Iraq, o si pueden concentrarse en Iraq porque el conflicto sirio se haya resuelto en una primera fase. Por el momento, desde el exterior, como apunta el Sheij Mutahina, se protege a cada persona que se está atreviendo a desafiar al sistema. "Los que se manifiestan y permanecen en las plazas son parte de la resistencia, y la Resistencia anunció de forma clara y honesta mediante un compromiso que protegerá a los manifestantes, pero la Resistencia también quiere decir que ha empezado un nuevo capítulo de Resistencia que se desarrollará durante los próximos días".

Algunos describen la situación en Iraq como un volcán, otros auguran un tsunami político, lo que las imágenes, videos y testimonios de estas semanas confirman es que hay mucha rabia, mucho hartazgo en la calle; y ahora los ciudadanos han visto que desde abajo se pueden cambiar las cosas.

Se cumplen 10 años de la invasión de Irak

Diez años de guerra en Irak

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?