Sábado, 27 de Noviembre de 2021

Otras localidades

MÚSICA | ENTREVISTA CON THE IMPRESSIONS

"Fue un gran cumplido que Eric Clapton dijese que éramos sus ídolos"

The Impressions visitan Madrid cincuenta años después de su primer gran éxito para recorrer un cancionero histórico junto a la banda catalana The Pepper Pots

Fred Cash y Sam Gooden durante la entrevista con la Cadena SER

Fred Cash y Sam Gooden durante la entrevista con la Cadena SER / ALFONSO CARDENAL

Antes de que se desatase la beatlemania en el mundo, antes de que Bob Dylan se convirtiese en el gran cantante protesta de EEUU, antes de todo eso, Sam Gooden y Fred Cash ya daban conciertos y grababan discos junto a Curtis Mayfield. Nos encontramos en un bar de Madrid con estas dos leyendas del soul para hablar de su carrera y de la importancia del soul en la historia de Estados Unidos.

Han pasado más de cincuenta años y estos hombres, que viven en la frontera de las ochenta primaveras, visitan España para volver a recorrer las canciones de una obra que forma parte de la banda sonora de uno de los momentos más emocionantes de la historia estadounidense. Mientras Martin Luther King proclamaba su sueño, gente como ellos, o como la familia Staples, popularizaron canciones que se convirtieron en himnos durante las marchas reivindicativas del Movimiento de los Derechos Civiles. "Todavía se acerca gente a darnos las gracias por aquellas canciones", explica Sam Gooden. Los dos parecen más jóvenes de lo que son y su voz, cuando cantan, es la misma que la de aquellos vinilos. "Nos hemos cuidado mucho. No bebemos, nunca fumamos y después de los conciertos nos vamos a la cama", comentan. Estas dos leyendas de la música charlan de los viejos tiempos con una sonrisa en la cara que transmite alegría. "Recuerdo la primera vez que vi un disco nuestro en una tienda. La fotografía era terrible. No conocíamos a nadie que tuviese una cámara y al final nos la tomó el viejo dueño de un hotel. Solamente podía hacer una y salí con cara de susto y los ojos cerrados, pero me compré el disco", bromea Fred. "Nos la hizo con una de esas antiguas cámaras de madera. Tengo ese disco en casa y cuando lo veo me lleva de vuelta a aquellos años", añade. También recuerdan su primera visita a España. "Fue en los sesenta y fue un concierto para militares, no había ningún civil".

Fred y Sam se ceden el turno para responder, son educados, cercanos y se nota que los años de carretera han cimentado una amistad que dura ya siete décadas. Fred Cash (1940) viste un chándal a rayas, gafas de sol y gorra. Sam Gooden (1934) lleva una chaqueta de los Dodgers, reloj de oro, pulsera de plata y gafas de ver que le dan un aire intelectual. Los dos han conseguido el estatus que se merecen después de tantos años en la música y ahora viajan por el mundo como representantes de un estilo y de una época. Gooden explica que el soul está de nuevo en auge porque es una música necesaria en los tiempos oscuros que corren. Sus canciones están llenas de mensajes de amor y de ideas positivas. "Tener la posibilidad de aliviar a alguien que lleva una vida dura con una canción es maravilloso. Ahora se vuelve a escuchar esta música porque son tiempos duros y no hay música con mensajes positivos, de amor. Nuestras canciones hablan de cómo estar mejor. De cómo tratar a tus hermanos y hermanas mejor", explica Sam.

La banda sonora de un momento imborrable

Muchos afroamericanos de cierta edad no olvidan el segregacionismo con el que crecieron, pero tampoco la época en la que se inició un movimiento que desembocó en un cambio cuyo gran final fue ver a EEUU elegir a Barack Obama como presidente del país. Grupos como The Impressions pusieron su granito de arena en el Movimiento por los Derechos Civiles. "Es un honor haber puesto música a esos días. Nunca pensamos que aquellas canciones significarían tanto a esas personas. Nosotros no pudimos marchar junto a ellos tanto como hubiésemos querido, nosotros lo hicimos con nuestras canciones. Me alegra la vida que la gente se me acerque y me diga que le inspiré", explica Sam Gooden entre el ruido del bar. "Fueron momentos muy importantes pero nosotros solamente cantábamos, eran las letras las que tenían un mensaje que ayudó a unirse, a levantarse. Nosotros éramos los mensajeros que transmitíamos ese mensaje", añade Sam.

En 1963 el grupo lanzó en ABC-Paramount Records el single Its all right y vendió millones de copias. Cincuenta años después, Fred Cash recuerda la sorpresa que les produjo aquel éxito. "Nunca pensamos que esto iba a ser así de grande, pero tuvimos la suerte de tener un sello discográfico que nos llevó adelante, sin ellos no hubiera pasado en aquellos años. Nos dieron la oportunidad de que nuestra música saliese y fuera escuchada. Si hubiéramos estado en Motown nunca hubiese sonado nuestra música porque ellos querían hacer bailar a la gente y nosotros teníamos un mensaje. ABC-Paramount Records nos apoyó y empujó mucho y nos siguen pagando a día de hoy", bromea Fred. "Era una compañía blanca y nosotros éramos negros hablando de igualdad. Nunca tuvimos un problema. Lo sacaban con todo su apoyo. Creyeron en lo que estábamos haciendo. Tuvo mucho mérito en aquellos años.", añade Sam. "Entrábamos al estudio solamente con nuestro arreglista y lo que salía de allí iba directo a Nueva York con su visto bueno".

Eric Clapton y otros fans

En casi todos los sitios en los que tocan ,Fred y Sam encuentran bandas jóvenes que les veneran y que se inspiran en su música. "Me siento halagado de que a estos chicos les gusté nuestra música", explica Fred. La conexión con los jóvenes va más allá de los chicos de ahora. El propio Eric Clapton les reclutó para grabar 'Reptile', su álbum de 2001. "Eric nos dijo que éramos sus ídolos, un gran cumplido, le quiero tanto como él a nosotros. Siempre he sido fan de su trabajo y se ha portado muy bien con los músicos mayores", explican.

Sam y Fred están emocionados porque han vuelto a grabar un single después de varios años. Lo han hecho en Daptone Records, el sello de Brooklyn que lleva a otros músicos de soul como Lee Fields, Charles Bradley o Sharon Jones. "Creo que encajamos muy bien allí. Me encanta el sonido que tienen", confiesa Cash.

Después de todos estos años, de todas estas aventuras y momentos, Sam, Fred, junto a Regginald Torrian, se suben cada noche al escenario y vuelven a conectar con el espíritu del fallecido Curtis Mayfield para entregar su mensaje. "El hecho de que sigamos aquí fuera, de que podamos seguir haciendo lo que hacemos mejor, me hace feliz. Poder seguir compartiendo nuestro mensaje es algo que le sienta bien a mi corazón", dice Fred, que tiene muy claro cuál es su mejor recuerdo de todos estos años. "El día más feliz fue cuando pude comprarme mi propia casa, mi hogar. Eso fue un gran cambio en mi vida y me hizo feliz. También poder trabajar con mi hijo, que es nuestro director de banda y bajista". Los mejores momentos de Sam van por otro lado. "Poder haber cantando con estos tipos, haber tenido éxito haciéndolo y haber durando tanto tiempo haciendo música. Me siento orgulloso de tener eso". Se levantan cansados y sonrientes para irse a descansar al hotel después de un día largo. Este jueves actúan en la sala Joy Eslava de Madrid y el día 22 en la Sala la Mirona de Salt (Girona), dentro de la programación del Black Music Festival. Después volverán a casa con el mensaje entregado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?