Sábado, 25 de Junio de 2022

Otras localidades

Sampedro, sabio incansable de espíritu joven

Fotografía de archivo del escritor y humanista barcelonés José Luis Sampedro, fallecido a los 96 años

Fotografía de archivo del escritor y humanista barcelonés José Luis Sampedro, fallecido a los 96 años / EF

A la vista de la biografía de José Luis Sampedro, uno no puede dejar de preguntarse si en algún momento de su vida tuvo un minuto de descanso. Nacido el 1 de febrero de 1917 en Barcelona, Sampedro se convirtió en uno de los grandes referentes de la economía, la literatura y el humanismo en España.

Aunque su infancia transcurrió en Tánger, regresó a España en 1935, y fue en Santander donde le sorprendió la Guerra Civil. No tuvo reparos en reconocer que fue 'un chico de derechas', aunque luego se pasó al bando anarquista. Sin embargo, los horrores y desventuras de la guerra le hicieron acabar asqueado y terminó siendo considerado "fusilable" por los dos bandos. Cansado de las deportaciones de profesores, en 1968 abandonó su puesto en la Universidad Complutense y se marchó a Reino Unido, donde fue profesor en Salford y Liverpool, y no regresó a nuestro país hasta 1972.

Doctorado en Económicas y con una cátedra en Estructura Económica, Sampedro también desempeñó la cátedra de Ética en la Complutense, y todo ello lo alternó con una de sus grandes pasiones: la literatura. Entre su amplio catálogo de novelas, La sonrisa etrusca, La vieja sirena o La sombra de los días. También tanteó el teatro, y llegó a ganar el Premio Nacional del Teatro Calderón de la Barca en 1950 con La paloma de cartón. Luis García Berlanga trató de llevar su obra El río que nos lleva al cine, pero la censura impidió llevar a cabo el proyecto. No sería hasta 1988 que, ya de la mano de Antonio del Real, la película vio la luz, y fue declarada de interés por la UNESCO.

No ha sido el único reconocimiento recibido por Sampedro. Miembro de la Real Academia Española ocupando el sillón 'F', también ha recibido las Medalles de Oro al Mérito en las Bellas Artes y el Trabajo, la Orden de las Artes y las Letras de España o el Premio Nacional de las Letras.

Economista de prestigio, José Luis Sampedro afirmaba que se sentía "poco economista en el sentido ortodoxo, porque en el sentido ortodoxo teórico los economistas se dedican más bien a hacer más ricos a los ricos, y yo prefiero hacer menos pobres a los pobres". Nunca abandonó su "combate" contra las injusticias, pero Sampedro volvió a adquirir una revelancia de primera categoría al convertirse en uno de los principales apoyos del Movimiento 15-M, al que animó a seguir luchando porque, como él mismo dijo, "este movimiento es una manifestación de que los jóvenes de hoy viven ya y, benditos sean, en un mundo distinto del que se arruina ahora". Su intervención en el Encuentros POR dedicado a los jóvenes y el 15-M se convirtió en un llamamiento cargado de vitalidad para que jamás se rindieran a pesar de las adversidades: "Pensad en el futuro, preparaos, vivid, tenéis el deber de vivir. Nos han dado una vida y tenemos el deber de vivirla. La mía se está acabando y la he vivido lo mejor que he podido".

Y es que, en los últimos años de su vida, Sampedro se mostraba muy sereno ante la proximidad de la muerte. Cuando nuestro compañero Isaías Lafuente le preguntó, en la última entrevista que concedió a la SER, que qué tal estaba, con cierta sorna Sampedro respondió: "Moribundo con permiso, pero vamos, no me preocupa nada, es natural y estoy contento. Tengo la enorme suerte de tener a mi mujer, que me resuelve el aspecto afectivo, y muchísimo más de toda la vida".

Olga Lucas (viuda de Sampedro): "Entendía la muerte como una parte de la vida. Por eso no le gustaban las parafernalias"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?