Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

Las claves de la Ley de Emprendedores

Mariano Rajoy ha presentado a medio centenar de empresarios las líneas generales del proyecto

La gran promesa de Mariano Rajoy, la Ley de Apoyo a Emprendedores, está en su recta final /

Hace tres semanas que el Gobierno aprobó el Anteproyecto de Ley de Apoyo a los Emprendedores en Consejo de Ministros. Hoy, Mariano Rajoy ha presentado su proyecto estrella a medio centenar de empresarios, rodeado de los titulares de los ministerios que han participado en la elaboración de la norma. La reunión llega a semanas de que el texto vuelva de nuevo al Consejo de Ministros, para ser aprobado como proyecto de ley e iniciar el trámite parlamentario.

La gran promesa de Mariano Rajoy, la Ley de Apoyo a Emprendedores, ha vivido este martes una nueva puesta en escena. El presidente del Gobierno ha presentado a medio centenar de empresarios las principales medidas, antes de que sea aprobada como proyecto de ley.

"IVA de caja". Este régimen especial, no pagar IVA hasta que no se cobren las facturas, ha sido la medida más reclamada por los autónomos. La norma establece que sólo es extensible a las PYMES con un volumen de negocio inferior a 2 millones de euros y tiene un carácter opcional, dos aspectos que algunas asociaciones de autónomos han criticado, puesto que puede discriminar la contratación respecto a otros proveedores que prefieran continuar en el sistema de devengo. La implantación de este nuevo sistema conlleva dejar de ingresar en 2014, 983 millones de euros. Por lo que ni la Administración Central ni Comunidades Autónomas podrán disponer del 50% de esa cantidad estimada para el próximo año. Está medida entrará en vigor el 1 de enero de 2014.

Deducción por reinversión de beneficios. Deducción del 10% en el Impuesto sobre Sociedades de los beneficios que se reinviertan en nuevos proyectos, que tienen que tener una duración mínima de 5 años. El Estado dejará de ingresar 624 millones de euros, 547 procedentes del impuesto de Sociedades, y 77 millones en Renta.

Inversor de proximidad. Particulares que deciden aportar dinero a una empresa y, por ello, recibirán incentivos fiscales. Estas personas físicas tendrán una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF y podrán deducirse como máximo 4.000 euros por invertir en empresas de nueva o reciente creación. Además, se exime la plusvalía que se genere si los beneficios que se han obtenido se reinvierten en otra empresa de nueva creación. Esta medida tiene un coste de 6 millones de euros, que será asumido íntegramente por el Estado, no afecta a la recaudación de las autonomías.

Emprendedor de responsabilidad limitada. Los emprendedores no tendrán que responder con su vivienda habitual -con un límite de 300.000 euros- de las deudas derivadas de su actividad empresarial.

Segunda oportunidad. Los emprendedores podrán renegociar la deuda siempre que no supere los 5 millones de euros.

Permiso de residencia a extranjeros. Se facilita el permiso de residencia con una duración de 2 años, pero no se tiene derecho a prestaciones sociales. Solo podrán acceder aquellos extranjeros que adquieran bienes inmuebles por un valor superior a 500.000 euros, que inviertan 2 millones de euros para crear empleo en España, o que adquieran 2 millones de euros en deuda pública.

Liberalización del comercio interior. Se amplía el umbral de superficie de 300 a 500 metros cuadrados para acceder a la licencia exprés y se extiende a nuevas actividades de comercio y servicios. Siguen quedando excluidas de esta medida, las farmacias y establecimientos que por su naturaleza exijan autorizaciones previas.

Internacionalización. Se crea una ventanilla única entorno al ICEX, que aglutinará toda la información que necesitan las pymes para salir al exterior. También se incorporan nuevos instrumentos jurídicos para combatir la falta de crédito, fórmulas como los bonos y las cédulas para canalizar la financiación.

El CES aprueba el Anteproyecto pero critica la falta de medidas para que fluya el crédito

El Pleno del Consejo Económico y Social (CES) ha dado el visto bueno al Anteproyecto de Ley de Apoyo a Emprendedores con una única abstención, pero con muchas críticas al texto. Para el CES la norma tiene un objetivo "confuso" porque mezcla modificaciones de la legislación mercantil, tributaria, administrativa o de extranjería.

En un contexto de crisis, el CES crítica la ausencia de disposiciones enfocadas a terminar con la sequía de crédito. La institución también echa de menos en el texto medidas sociales, en concreto enfocadas a las dificultades que tienen las mujeres para iniciar una actividad, o que no se incentive a los discapacitados que fomenten la economía social. Al Consejo le parece igualmente preocupante que no se introduzca en la norma "ni una sola mención a la participación de los agentes sociales en la toma de decisiones".

Respecto al IVA de caja, el CES cree que puede desincentivar la contratación con proveedores que se acojan a este nuevo régimen, puesto que exige a las empresas una regulación más ferra y un mayor control de la contabilidad.

Por otra parte, el organismo alerta que esta ley, no es el marco adecuado para introducir modificaciones legales en materia de prevención de riesgos laborales, de fomento de la internacionalización o de temas relacionados con la inmigración. Específicamente, sobre este último punto añade que debería estar limitado sólo a emprendedores extranjeros, puesto que en el texto se concede la residencia a ciudadanos de otro país que adquieran un inmueble por un valor superior a los 500.000 euros.

Sobre la figura del "Emprendedor de Responsabilidad Limitada", el CES también detecta insuficiencias en las formulación de esta disposición, que permite al emprendedor no responder con la vivienda habitual -con un límite de 300.000 euros- a las deudas derivadas de su actividad empresarial.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?