Domingo, 03 de Julio de 2022

Otras localidades

Sao Paulo y Río revocan la subida de tarifas en el transporte tras las protestas sociales

Los anuncios son la respuesta directa a las manifestaciones que se registran desde la semana pasada en todo el país

Miles de brasileños vuelven a salir a las calles para protestar contra la gestión del gobierno de Rousseff / Lo que comenzó con una protesta pacífica por la tarde en Sao paulo, terminó con varios disturbios frente al ayuntamiento. La guardia municipal se ha tenido que refugiar dentro del edificio, donde algunos manifestantes se han enfrentado a ellos. Han quemado banderas y hasta una unidad móvil de televisión. Las de esta noche han sido unas protestas menos multitudinarias en las que han participado unas 50.000 personas. / ATLAS

Sao Paulo y Río de Janeiro, las dos mayores ciudades de Brasil, han anunciado una reducción de los pasajes de autobús tras las protestas que sacudieron en los últimos días a Brasil por la subida de las tarifas de transporte público.

Tras siete días de protestas en la mayor ciudad del país, el alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, ha anunciado su decisión de revocar el aumento del valor del pasaje de autobús desde 3,00 reales (unos 1,36 dólares) hasta 3,20 reales (unos 1,45 dólares), que había entrado en vigor a principios de este mes. El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, igualmente ha informado de una reducción de 20 centavos de real, con lo que las tarifas regresarán a los 2,75 reales (1,25 dólares) en que estaban antes del aumento.

El gobierno regional de Rio de Janeiro informa en un comunicado de que igualmente revoca el alza de las tarifas de metro, trenes urbanos y barcas que cruzan la bahía de Guanabara. Del mismo modo, el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, ha afirmado en una rueda de prensa junto con Haddad que la reducción de 20 centavos de real también se extenderá a los pasajes de metro y de trenes urbanos. La entrevista fue conjunta debido a que el servicio de autobuses en Sao Paulo es una concesión municipal, y los de metro y de trenes urbanos son concesiones del gobierno del estado.

Alckmin asegura que, para poder reducir las tarifas, el gobierno regional y el municipal elevarán los recursos que conceden para subsidiar el transporte público, lo que implicará recortes de inversiones y de gastos en otras áreas. "Es un sacrificio grande. Vamos a tener que cortar inversiones porque las empresas (concesionarias) no tienen cómo financiar esa diferencia", dice el gobernador. "Haremos un ajuste en las inversiones, pero es importante porque estaremos privilegiando el transporte, que es prioridad", agrega. De la misma manera, Paes sostiene que para revocar el aumento de las tarifas tendrá que aumentar los subsidios de la municipalidad, por lo que recortará inversiones en otras áreas. "Esta medida significará 200 millones de reales (unos 90,9 millones de dólares) a invertir a menos en otras áreas", subraya.

El alcalde de Río de Janeiro ha asegurado también que espera que el Congreso apruebe un proyecto de ley que reduce los impuestos sobre el transporte público para poder compensar en parte el "sacrificio" que realizará la municipalidad para atender a los manifestantes. En respuesta a las protestas, el Senado ha vuelto a discutir un proyecto de ley que analiza desde hace cinco años para reducir los impuestos sobre el transporte público.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?