Sábado, 27 de Noviembre de 2021

Otras localidades

El ministro de Defensa asegura que no permitirá la violencia y la destrucción de Egipto

Los Hermanos Musulmanes cancelan las protestas de este domingo por motivos de seguridad

Simpatizantes del depuesto presidente Mohamed Mursi gritan consignas egipcias para protestar contra la reciente violencia en Egipto

Simpatizantes del depuesto presidente Mohamed Mursi gritan consignas egipcias para protestar contra la reciente violencia en Egipto / REUTERS

Continúa la tensión en Egipto con dos focos claros de enfrentamientos como son su capital, El Cairo, y la ciudad de Alejandría mientras siguen contabilizándose lo heridos y fallecidos en los diferentes coques entre islamistas y las autoridades y miembros de ejército.

El ministro de Defensa y jefe del Ejército egipcio, general Abdel Fatah al Sisi, ha asegurado este domingo que las Fuerzas Armadas respetan la voluntad del pueblo y no ansían el poder, pero advirtió a los islamistas de que no se doblegarán ante la violencia.

"No permaneceremos impasibles ante la destrucción del país y las amenazas contra la población", dijo Al Sisi en un discurso ante mandos de las fuerzas de seguridad, en sus primeras declaraciones desde el desalojo de las acampadas de los islamistas el pasado miércoles y la ola posterior de disturbios, que ha dejado cerca de 800 muertos.

El jefe de las Fuerzas Armadas ha pedido a los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi que reflexionen, refiriéndose a aquellos que "se imaginan que la violencia hará arrodillarse al Estado y a los egipcios". También ha señalado que no permitirá que se transmita a los medios de comunicación occidentales una imagen "errónea de que hay una lucha entre el pueblo", así como que se utilice el islam para "amedrentar a la población".

Al Sisi afirmó que "el pueblo tiene su voluntad libre para elegir a quien desea" y que el Ejército y la Policía respetarán la elección popular de las próximas autoridades. "El honor de proteger la voluntad del pueblo es un orgullo más grande que gobernar Egipto", ha dicho el titular de Defensa, dirigiéndose a quienes acusan a los militares de acaparar el poder en el país tras el derrocamiento de Mursi el pasado 3 de julio.

El jefe del Ejército señaló que en Egipto hay cabida para todas las facciones y que a las Fuerzas Armadas les preocupa "cada gota de sangre egipcia" derramada. Sin embargo, ha pedido a los islamistas que revisen sus "posturas hacia la patria" y que tomen conciencia de que "la legitimidad pertenece al pueblo, que se la da y quita a quien desea".

Se suspenden movilizaciones por motivos de seguridad

Los Hermanos Musulmanes han cancelado algunas de las marchas previstas para la tarde de este domingo por motivos de seguridad y ante el temor de que puedan producirse más víctimas mortales, según ha informado la cadena Al Arabiya. Algunas de las manifestaciones sí que se han celebrado al haber arrancado antes de que llegase este anuncio.

La tensión se ha disparado en Egipto desde el pasado miércoles, cuando las fuerzas de seguridad desmantelaron dos acampadas de islamistas en El Cairo. Tras este capítulo, se han sucedido un sin fin de coches entre partidarios y detractores del depuesto presidente Mursi, siempre con el ejército entre medias y fuertes medidas de seguridad que no han conseguido frenar la violencia. El último suceso, el desalojo de una mezquita en El Cairo donde cientos de islamistas y partidarios de los Hermanos Musulmanes se habían atrincherado como símbolo de resistencia.

Los enfrentamientos dejan ya un alto número de fallecidos y heridos y, aunque las cifras bailan según la fuente que las confirme, unas 800 personas habrían perdido la vida desde el desalojo de las acampadas de los simpatizantes de Mursi en El Cairo el pasado miércoles.

Partidarios de Mursi participan este domingo en una nueva jornada de protestas contra el golpe militar del pasado 3 de julio, dentro del plan para seguir movilizándose durante una semana. Quizá la causa que ha llevado, según la cadena Al Arabiya, a que los Hermanos Musulmanes cancelen algunas de las marchas previstas para la tarde de este domingo por motivos de seguridad.

Al menos 79 personas murieron y 549 resultaron heridos en los disturbios de este sábado en todo Egipto, según ha reconocido el Consejo de Ministros, que prometió mantener su "lucha contra el terrorismo". El Gobierno señaló que estas cifras de víctimas proceden del Ministerio de Sanidad, sin detallar los sucesos que se saldaron con muertos y heridos.

Al menos 35 partidarios de los Hermanos Musulmanes mueren en prisión

Al menos 35 partidarios de los Hermanos Musulmanes han muerto asfixiados en la prisión egipcia de Abo Zaabal, cerca de El Cairo, durante un incidente confirmado por el Ministerio del Interior y cuyas circunstancias están siendo investigadas, según informa Al Yazira, citando fuentes del interior del país.

El Gobierno egipcio, por su parte, informó de que los fallecidos habían intentado escapar de la cárcel durante un traslado en camioneta tras tomar a un guardia como rehén, y de que los detenidos murieron por inhalación de gas. El funcionario consiguió escapar con graves heridas, según el Ministerio, que no dio más detalles.

Las fuentes de Al Yazira amplían esta información, indicando que otros agentes abrieron fuego contra el vehículo y lanzaron gases lacrimógenos, matando a todos los detenidos que se encontraban en su interior.

Sin embargo, una fuente judicial bajo el anonimato comentó a la agencia Reuters que los partidarios de los Hermanos Musulmanes fallecieron asfixiados durante el traslado a prisión por carecer de espacio en la parte trasera de la camioneta en la que se viajaban.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?