Últimas noticias Hemeroteca

Me llamo Coco, Coco Chanel

Se cumplen 130 años del nacimiento de la revolucionaria diseñadora

La diseñadora francesa, Coco Chanel, en un avión poco antes de iniciar un viaje /

Nunca quiso mirar atrás. Nunca quiso reconocer que nació muy pobre y se crió en un orfanato donde aprendió a coser. Hace 130 años nació una de las figuras clave de la historia de la moda mundial.

En una de sus primeras salidas, impresionada por un café-concierto, sintió la llamada de la música que, afortunadamente, duró poco tiempo. El justo para decidir que su nombre ya no sería Gabrielle gracias a uno de los temas que interpretaba, "¿Quién ha visto Coco en el Trocadero?".

Pero debajo de esa más que regular cantante había una costurera y una diseñadora de sombreros. Muy joven comenzó a codearse con la alta sociedad, a convivir con el lujo que no abandonaría jamás y a sumar amantes que, o bien estaban casados o bien, después de prometerle amor eterno se casaban...con otra. Pero su dinero y sus posiciones sirvieron a Cocó como bastón de apoyo para ir abriendo tiendas. En 1910, la primera, en 1913, la segunda y ya nunca dio un paso atrás.

"Creo que las mujeres siempre van demasiado vestidas, pero nunca suficientemente elegantes", repetía una y otra vez, junto a la frase "la moda pasa de moda. El estilo, jamás".

Coco Chanel liberó a la mujer de los corsés y de aquellos incómodos y recargados vestidos que iban barriendo el suelo. En su lugar diseñó jerséis, pantalones y faldas flexibles y de líneas rectas. Impuso el blanco y el negro en lugar de los colores chillones de la época y rompió las normas establecidas al cortarse el pelo y broncearse la piel. Lo primero era considerado demasiado masculino y lo segundo, demasiado campesino.

"Con un jersey negro y diez hileras de perlas, revolucionó la moda" dijo de ella Cristina Dior... Las perlas, las buenas, venían de los Romanov y se las había regalado uno de sus aristocráticos amantes. Su habilidad fue mezclarlas con joyas falsas y crear tendencia: "mi meta era crear un estilo. Existe un estilo cuando la gente de la calle se viste como uno, y yo creo que lo he logrado.... Pero no creo en la copia. Yo creo en la imitación. Me parece bien ser imitado".

En 1921, la revolución llegó al perfume y en el interior de un frasco de laboratorio y tras mezclar 80 ingredientes distintos lanzó Chanel nº5. En 1931, la Metro Goldin Mayer contrata a Coco Chanel por un millón de dólares, una barbaridad para la época. Un año duró el contrato. Tras vestir a Greta Garbo, a Gloria Swanson, a Marlene Dietrich o a Katherine Herburn, Chanel volvió a París, donde siguió intimando con los genios del siglo XX: Picasso, Dalí, autor del único cuadro que Cocó poseyó en su vida, o el músico Stravinski.

A los 80 años, multimillonaria, soberbia, con una buena dosis de mal carácter e hiperactiva, seguía trabajando; pero era una mujer solitaria:"No me quejo de nada -confesó- porque he vivido intensamente"

Coco Chanel

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?