Lunes, 26 de Septiembre de 2022

Otras localidades

Juicio contra un preferentista por "acosar" a un director de sucursal de Bankia

El director de una sucursal bancaria de Leganés acusa al anciano de varias faltas de injurias y vejaciones y pide una multa de 400 euros

Un anciano afectado por las preferentes se sienta en el banquillo de un juzgado de Madrid, acusado de haber acosado e intimidado al director de la sucursal de Bankia que le vendió las participaciones preferentes. El anciano de 70 años negó los hechos en el juicio y el director de la sucursal bancaria de Leganés pide que se le imponga una multa de 400 euros por varias faltas de injurias y vejaciones. El caso está visto para sentencia.

Más información

Un anciano de 70 años se sienta en el banquillo de un juzgado de la localidad madrileña de Leganés, acusado de acosar e intimidar al director de una sucursal de Bankia donde se le adjudicaron participaciones preferentes. Según ha podido saber la Cadena SER, el juicio de faltas tuvo lugar esta semana, y el director de la sucursal de Bankia en Leganés pide para este anciano preferentista, llamado Claudio, una multa de 400 euros por las faltas de injurias y vejaciones que se le atribuyen.

En concreto, a este jubilado se le acusa de haber entrado el pasado mes de abril a la sede de Bankia de Leganés, frente a la que protesta habitualmente junto con otros preferentistas, y haber insultado a los empleados, además de supuestamente haber seguido al director de la sucursal hasta su coche. Su caso, después de una única jornada de juicio de faltas, ha quedado visto para sentencia por este juzgado de la capital.

Contradicciones entre los testigos

Según fuentes cercanas a este caso, durante el juicio de faltas el jubilado reconoció haber ido a la sucursal a protestar, pero negó haber entrado a la sede a insultar a los empleados, como también negó haber seguido al director de la sucursal hasta su coche. Alegó además que tiene prohibida la entrada a la sucursal desde hace algo más de cinco meses. Algo que corroboró uno de los testigos llamados a declarar, el jefe de seguridad de la sucursal de Bankia, que confirmó este extremo y también afirmó que ese día en particular el anciano preferentista no sólo no entró en la sucursal sino que estuvo todo el rato "en la acera, fuera del edificio". Un testimonio que entró en contradicción con el que prestó la subdirectora de la sucursal, llamada a declarar por la acusación del director de la sucursal, que aseguró que sí entró al edificio ese día.

Un jubilado con 12.000 euros en preferentes

Claudio es un jubilado que estuvo 20 años trabajando en el mantenimiento del Ministerio de Defensa y que desde hace casi quince años tiene 12.000 euros de sus ahorros atrapados en las participaciones preferentes. Las primeras las compró, sin enterarse, en 1999 y volvió a hacerlo en 2004 y en 2009, sin que, según su versión, la entidad le advirtiera de los riesgos que entrañaba esta operación. Desde hace más de seis meses, Claudio se manifiesta junto con otros preferentistas a las puertas de esta sucursal de Bankia en Leganés, y se manifiesta ocasionalmente en Sol y frente a la Audiencia Nacional, aunque no pertenece a ningún colectivo ni asociación. A veces también lo hace en solitario.

"Yo no quiero hacer daño a nadie, yo quiero mi dinero"

Según ha contado el propio afectado a esta cadena, su único objetivo es recuperar su dinero: "No tengo interés en hacer daño a nadie, ni al director de la sucursal, que se ha portado mal conmigo, ni a los que me vendieron preferentes, lo que quiero es recuperar mi dinero". Indica que todas sus acciones reivindicativas van dirigidas hacia Bankia, y no hacia sus trabajadores: "La inmensa mayoría de los preferentistas vamos contra la entidad, otra cosa es que los que representan a la entidad se sientan mal". También señala que, en cualquier caso, estas son consideraciones complicadas de transmitir dentro de la liturgia de un proceso judicial: "Para mí esto tiene mucho valor, pero judicialmente puede no tener ninguno. Yo no soy un criminal, pero en un juicio es difícil no salirte del guion".

En declaraciones a la Cadena SER, Claudio también asegura que nunca han tenido ningún problema con la policía durante los más de seis meses que llevan protestando semanalmente frente a la sucursal de Leganés. "Siempre han estado a la altura y se han portado muy bien con nosotros, saben que somos gente mayor y que sólo queremos nuestro dinero", comenta.

Juicio por reclamación de cantidad

En paralelo a este proceso judicial por faltas de vejaciones e injurias, la batalla de Claudio con Bankia se desarrolla en el campo económico. El próximo mes de noviembre tendrá su juicio para ver si la entidad bancaria le devuelve finalmente los 12.000 euros que tiene atrapados en preferentes de CajaMadrid desde 1.999.

Según fuentes cercanas al caso, durante el proceso la estrategia de la entidad bancaria ha consistido en alegar ante el juez que la verdadera vendedora de preferentes no fue la propia CajaMadrid, posteriormente Bankia, sino otra sociedad vinculada, señalando que tendría que ser esta empresa asociada la que respondiera por este producto bancario. En este caso, el juez ha desestimado las pretensiones de Bankia y ha sentado a la entidad en el banquillo. Es una estrategia que, según estas mismas fuentes, sigue Bankia en varios procesos judiciales de reclamación de cantidad por participaciones preferentes.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?