Martes, 07 de Julio de 2020

Otras localidades

Kokotxas de bacalao con guisantes

Kokotxas de bacalao con guisantes

  Hoy vamos a preparar un pescado que me encanta, un producto por el que siento especial predilección: las kokotxas. En este caso, elegiremos unas de bacalao, que son más económicas. Y las prepararemos con guisantes. La mezcla es triunfadora a todas luces.     El bacalao es un pescado blanco con un bajo contenido graso y su carne aporta una elevada cantidad de proteínas, además de suponer una importante fuente de minerales y diferentes vitaminas. Por supuesto, las de bacalao son más carnosas que las de merluza, tienen más mordisco, lo que facilita su preparación al pil pil, aunque el sabor de las de merluza es más intenso y delicado. Eso sí, en fresco, como ya hemos dicho antes, suelen variar de precio y las de bacalao suelen ser bastante más apañadas. Un truco muy importante es que la cazuela debe de ser baja y de un diámetro que permita que las kokotxas entren holgadas en ella, es mejor cocinarlas en dos cazuelas que acumularlas todas en una sola. Además hay que cuidar que las kokotxas no se cocinen en exceso, pues de lo contrario se quedarán secas y no ligarán bien. Y por último, ojo a la temperatura del aceite con el que montamos el pil pil, que no sea ni muy caliente ni frío, más bien tibio.

Kokotxas De Bacalao Con Guisantes

Autor:

Kokotxas de bacalao con guisantes

Ingredientes

  • 700 g de kokotxas de bacalao
  • 200 g de guisantes
  • 250 g de aceite de oliva suave
  • 1 diente de ajo picado
  • Media cayena
  • Un poco de sal
  • 1 cucharada sopera de cebollino picado

Elaboración

  1. Limpiamos los 700 g de kokotxas de bacalao, cortamos las grandes en cuatro, las pequeñas por la mitad y las reservamos en frío.
  2. Colocamos los 250 g de aceite de oliva en una cazuela baja, agregamos el diente de ajo picado, la media cayena y lo arrimamos al fuego.
  3. Cuando el ajo comience a bailar agregamos las kokotxas con la piel hacia arriba y las cocinamos a fuego medio durante unos 5 minutos con movimientos giratorios.
  4. Pasados los 5 minutos, retiramos la cazuela del fuego y escurrimos el aceite reservándolo. Agregamos entonces los 200 g de guisantes a la cazuela con las kokotxas.
  5. Ligamos el pil pil con los guisantes echándole el aceite reservado poco a poco a la vez que damos a la cazuela movimientos en vaivén fuera del fuego.
  6. Cuando esté ligado, y la salsa haya adquirido esa textura de pil pil, acercamos de nuevo la cazuela a fuego suave y lo tenemos 3-4 minutos para que se integren los distintos sabores, ponemos a punto de sal, espolvoreamos con cebollino picado y servimos.
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?