Últimas noticias Hemeroteca

Rajoy denuncia en la ONU el "anacronismo" de Gibraltar

En su discurso ante la Asamblea General, el presidente del Gobierno lamenta que el Reino Unido no haga casos de las resoluciones de Naciones Unidas

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, habla durante la sesión 68 de la Asamblea General de las Naciones Unidas /

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha denunciado hoy ante la Asamblea General de la ONU el "anacronismo" de Gibraltar y la actitud del Reino Unido ante este contencioso al negarse a dialogar en torno a la soberanía del Peñón.

El jefe del Ejecutivo ha abordado el contencioso subrayando que la Asamblea General de la ONU ha desarrollado una consolidada y universal doctrina legal sobre descolonización que España ha hecho suya íntegramente.

El presidente del Gobierno ha explicado que un año más debía llevar a la Asamblea de Naciones Unidas la cuestión de Gibraltar porque se trata de una colonia británica a la que la ONU incluyó en 1963 en la lista de territorios no autónomos pendientes de descolonización.

"Es el único pendiente en Europa, afectando aún a nuestra integridad territorial", ha recordado antes de lamentar que, desde entonces, el Reino Unido venga desoyendo el mandato de la Asamblea de Naciones Unidas y el compromiso contraído con España en la Declaración de Bruselas de 1984, en la que ambos países se comprometieron a dialogar de forma bilateral sobre la soberanía de Gibraltar.

Rajoy ha insistido en que Gibraltar es en la actualidad un "anacronismo colonial" que sigue causando inconvenientes a los ciudadanos del Peñón y de la zona adyacente.

"Sobre la legitimidad que otorga la doctrina universal de esta Asamblea General, España reitera una vez más su llamamiento al Reino Unido para retomar el diálogo bilateral y la cooperación regional", ha añadido el presidente del Gobierno.

España quiere un sillón en el Consejo de Seguridad

En su intervención, Rajoy ha asegurado que España ha demostrado "no con declaraciones, sino con hechos" su total compromiso con la ONU y, en consecuencia, merece ocupar un asiento en su Consejo de Seguridad en el bienio 2015-2016.

Rajoy ha defendido ante la Asamblea General de Naciones Unidas esa aspiración de España y ha enumerado una serie de razones que estima que la legitiman. Entre ellas, su total apuesta por el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, la resolución pacífica de los conflictos, la cooperación internacional para el desarrollo, y la promoción y el respeto de los derechos humanos.

Será en octubre del próximo año cuando se decidirá qué países se incorporan al Consejo de Seguridad para los años 2015 y 2016 como miembros no permanentes, y España, Turquía y Nueva Zelanda optan a dos de esos puestos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?