, 27 de de 2022

Otras localidades

Los viñedos del banco malo

La Sareb cuenta con más de 200 fincas rústicas repartidas en diez autonomías

La finca 'Casas del Río' de Requena (Valencia) tiene 426 hectáreas y se destina principalmente al cultivo de olivo, viñedo y almendro. Cuenta con edificaciones de uso residencial y agrícola. Cuesta 3 millones de euros, aunque la Sareb está abierta a negociar el precio. Es una de las tierras que el banco malo heredó de la crisis y que oferta en su web con fotos y otros datos sobre su uso y ubicación, junto a otras 34 fincas, en un catálogo que irá ampliando. Aunque en el banco malo consideran que no es una comercialización directa, porque se apoyan en brókeres, han habilitado un correo electrónico al que pueden dirigirse los potenciales compradores. De momento no se ha cerrado ninguna venta, pero han recibido unos 300 emails.

Estas fincas han caído en manos de la Sareb después de que sus dueños las hipotecaran y terminaran sufriendo ejecuciones por parte de los bancos. Representan en torno al 6% de la cartera del banco malo, ya que la mayor parte del suelo que posee proviene de préstamos que se realizaron a promotores.

Se trata del proyecto Harvest, que arrancó hace alrededor de un mes, y por el que se están interesando compradores de distintos perfiles, según el director de Suelo de Sareb, Álvaro Escribano. "Hay fincas de entre 600 y 700 hectáreas, de recreo y aprovechamiento cinegético (caza)", que despiertan mayor interés entre grandes inversores, muchos de ellos extranjeros, "hasta fincas más enfocadas al mundo de la ganadería y de pequeño tamaño", cuyo potencial comprador sería español.

Los precios, fijados por "tasadoras independientes", oscilan entre los 900 y los 45.000 euros por hectárea. En total, la Sareb cuenta con 10.000 hectáreas de suelo rústico y salen a la venta con descuentos medios de entre el 40% y el 50% sobre los precios que se pagaron en los años de la burbuja inmobiliaria, aunque en esa media hay que incluir todo el suelo del banco malo, también el urbanizable.

Según Escribano, "todavía no se ha cerrado ninguna venta", ya que "apenas llevamos 3 semanas". Primero, "el cliente demanda más información, luego van a visitar las fincas", que "suponen una inversión de un cierto calado". Pero "somos optimistas y esperamos que en las próximas semanas podamos tener ofertas serias que podamos cerrar", confía.

"Nuestro objetivo es intentar que estas fincas rústicas, que no tienen una vocación urbanística, vuelvan a su ser productivo a la mayor brevedad. Dicho esto, tenemos que venderlas recuperando el dinero que hemos pagado por ellas. Con la mayor celeridad, pero sin que esto suponga a Sareb una pérdida de dinero", resume el director de Suelo del banco malo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?