Viernes, 27 de Enero de 2023

Otras localidades

Ordenan repetir un juicio porque el denunciante engañó al juzgado

El Supremo considera que el denunciante no dio la verdadera dirección del denunciado para que el juzgado no pudiera encontrarle y le declarara en rebeldía procesal

El Tribunal Supremo ha ordenado repetir un juicio porque el demandante ofreció al juzgado una dirección del denunciado donde no residía, y considera que lo hizo de forma deliberada para que fuera declarado en rebeldía y perdiera el juicio. Ahora el Supremo ordena que vuelva a empezar el proceso judicial, una disputa entre el dueño de un bar y el propietario de la casa del vecino de arriba, después de constatar que el denunciante conocía perfectamente el verdadero domicilio del denunciado y que "se produjo un comportamiento fraudulento, obstaculizando la defensa del demandado".

Juan José no se enteró, pero perdió un juicio en Vigo y fue condenado a pagar 14.814 euros. No se enteró porque el hombre que le denunció aportó al juzgado una dirección de un piso donde no vivía, y la justicia le declaró en rebeldía procesal después de no ser capaz de encontrarle. Ahora el Tribunal Supremo ha anulado la sentencia y ha ordenado repetir el juicio, señalando que el denunciante conocía perfectamente la verdadera dirección de Juan José, pero aportó la de un piso que tenía en alquiler y donde no vivía "con la finalidad de dificultar que el demandado fuera hallado, obstaculizando su defensa".

El asunto viene de un juzgado de primera instancia de Galicia. El dueño de un bar de Vigo le denunció porque, según decía la denuncia, unas obras en el piso de arriba, de su propiedad, habían causado daños en su bar, reclamando una indemnización de 14.814 euros por daños y perjuicios. En su denuncia, el hombre aportó una dirección de un piso que el denunciado tenía alquilado a otra persona y donde, por tanto, no vivía: el juzgado no pudo localizarle, el denunciante señaló que no le constaba otro domicilio del denunciado, y fue declarado en rebeldía procesal y posteriormente condenado a pagar la indemnización. El condenado se enteró de todo porque se lo dijo el hombre al que tenía alquilado el piso.

Maquinación fraudulenta

El condenado se intentó personar en la causa en cuanto tuvo conocimiento de la situación, pero el juzgado de Vigo le dio una negativa. Es ahora la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ordena que se repita el juicio, porque tiene claro que el denunciante conocía perfectamente la dirección donde residía el denunciado, y que dio la del piso alquilado "con la finalidad de dificultar que el demandado fuera hallado, cuya consecuencia fue la obstaculización de su defensa". Los jueces del Supremo tienen la certeza de esto porque hay constancia de que el denunciante ya había mantenido pleitos con el denunciado en ocasiones anteriores, procesos judiciales en los que aportó la dirección verdadera del demandado. Ahora, una vez localizado el denunciado, el juzgado de Vigo tendrá que repetir el juicio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?