Últimas noticias Hemeroteca

'¡No toques a mi puta!'

343 famosos salen en apoyo de la prostitución y contra su penalización. Rechazan el proyecto de ley que apoya prácticamente todo el Parlamento francés

El proyecto de ley que impulsa el Gobierno y apoya prácticamente todo el Parlamento francés para penalizar a los clientes de las prostitutas y "concienciar" a la población está consiguiendo una publicidad extraordinaria gracias al manifiesto de 343 famosos franceses difundido en internet.

'Touche pas à ma pute! ('¡No toques a mi puta!') es el manifiesto firmado por "343 cerdos" en la revista Caseur, que ya lo ha colgado en su página web. Está suscrito por el polémico Frédéric Beigbeder (que acaba de resucitar la revista Lui), el periodista Eric Zemmour, el dramaturgo Nicolas Bedos o el abogado Richard Malka, defensor de algunos clientes tan famosos y no sólo en el mundo de la prostitución, como Dominique Strauss-Kahn. Está teniendo mucho revuelo en la red y algunos internautas califican a los firmantes como los "supervivientes juerguistas de los años ochenta".

"Cada uno tiene el derecho de vender libremente sus encantos e incluso de que le guste. Y rechazamos que los diputados dicten normas sobre nuestros deseos y nuestros placeres", reza el manifiesto". Pretende ser una parodia del manifiesto publicado en 1971 y escrito por Simone de Beavoir, que bajo el nombre de "Yo he tenido un aborto" revelaba los nombres de 343 mujeres que habían interrumpido voluntariamente sus embarazos y reclamaban el derecho de hacerlo en libertad. Algunos grupos feministas han considerado "sangrante" la comparación y sostienen que "el abolicionismo es actualmente la única política que permite luchar eficazmente contra el sistema que prostituye y de luchar contra la trata de mujeres".

El proyecto de ley que presentará el Partido Socialista en diciembre en la Asamblea Nacional, con un consenso impresionante -apoyo de la oposición conservadora de la UMP, los centristas de la UDI y los comunistas - recoge multas de 1.500 euros a los clientes, que se duplicarían en caso de reincidencia. Pero también se prevén otras sanciones como trabajos sociales en centros de acogida a mujeres prostitutas.

Según una encuesta hecha pública hoy sólo uno de cada cinco franceses es partidario de penalizar con multas a los clientes de las prostitutas. Pero siete sobre diez exigen que se sensibilice a los clientes, con campañas publicitarias o incluso con trabajos sociales que ayuden a comprender los problemas que genera la prostitución. Los más partidarios de imponer multas son los jóvenes, en la franja de edad entre 18 y 24 años. También son los más jóvenes los más proclives a concienciar a los clientes a través de trabajo social.

¿Regulación o prohibición?

La prostitución, a debate en 'La Ventana'

'La Ventana' (16:00-17:00) 31/10/2013

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?