Últimas noticias Hemeroteca

Oprah Winfrey dona 600.000 dólares a causas benéficas

La periodista logró el dinero tras vender en una subasta varias lotes de pertenencias personales

Oprah Winfrey junto a algunos de sus objetos subastados

Dicen que la talla de una persona la da no cómo se comporta con sus iguales o sus superiores, sino la manera en la que trata esa persona a sus inferiores. Si esto es así, algunos actos de Oprah Winfrey la elevan como una de las mujeres más grandes del planeta celebrity. Más allá de ser una espectacular entrevistadora y presentadora, que lo es.

Oprah Winfrey ha recaudado este fin de semana 600.000 dólares (unos 445.000 euros) para causas benéficas gracias a la venta de enseres y posesiones personales. La presentadora puso a la venta algunas piezas de su colección de arte, antigüedades, muebles y otros objetos de interés.

Oprah -cuya fortuna está valorada en unos 2000 millones de euros, según Forbes- decidió reformar su lujosa mansión 'Promise land' que se encuentra en Montecito, una de las urbanizaciones más elitistas de Los Ángeles. Por esta mansión pagó 35 millones de dólares hace una década. La colmó de lujo, de todo con lo que pudo soñar la niña que, de pobre, tenía que vestir con sacos de patatas. Eran otros tiempos.

Oprah tiró la casa por la ventana. Vestidos, muebles, cuadros, bañeras, autógrafos, portadas dedicadas de revistas... así hasta 584 lotes preparados para ser subastados en el Santa Barbara Polo & Racquet Club.

La subasta que dio comienzo a las 11 de la mañana del sábado y que se alargó hasta pasadas las seis y cuarto de la tarde dejó por vender 250 lotes. No porque no despertasen el interés de los compradores. Al contrario. Una auténtica fiebre compradora marcó la subasta. Hasta tal punto que se llegó a multiplicar por 10 el precio de objetos tan simples como un vaso o una lámpara. Los fans querían tener algo que haya pertenecido a Oprah y eso ralentizó la venta de cada lote.

Se pagaron 60.000 dólares por un conjunto de de seis sillones Luis XVI del siglo XVIII con detalles bordados a mano. Por dos pósters de lona de la película 'El color púrpura' por la que Oprah fue nominada al Oscar como Mejor Actriz de reparto, se pagaron 4.100 y 6.000 dólares respectivamente. Casi todos los productos puestos en venta lograron duplicar, triplicar o multiplicar por un número mayor su precio estimado. Los compradores también podían pujar por internet.

Winfrey destinará lo recaudado a The Oprah Winfrey Leadership Academy for Girls - South Africa. Se trata de una especie de internado que la periodista abrió en Sudáfrica, cerca de Johannesburgo, para que las niñas dotadas intelectualmente y sin recursos no tuvieran que abandonar los estudios y se pudieran convertir en mujeres importantes en su sociedad. Este proyecto fue inaugurado en 2007 y atiende a 152 niñas desfavorecidas.

Gran periodista, mujer solidaria

Este hecho no es algo aislado en Oprah; más bien es lo usual. A punto de cumplir los 60 años, Oprah no olvida sus humildes orígenes en Misisipi y su dura infancia en la que, según cuenta ella, fue violada por su primo y su tío y, siendo una adolescente, acabó huyendo de casa de su madre para instalarse en casa del barrendero que, supuestamente, era su padre. Con él aprendió, sobre todo, a ser una persona disciplinada y a marchar con fuerza sobre un objetivo.

Quienes la conocen dicen que es ambiciosa. Hay quien habla de una vida marcada por las sombras que Oprah bien ha sabido esconder en su propio beneficio, ocultando escabrosos pasajes y dramatizando en exceso otros. Es la misma cantinela que rodea a aquellos hombres y mujeres que alcanzan, no sólo el éxito, sino el respeto de sus seguidores y de sus competidores.

Oprah ha pasado a la historia de la televisión al conducir durante 25 años uno de los programas más importantes, míticos e influyentes de la televisión estadounidense: 'The Oprah Winfrey Show', una especie de magazine con entrevistados de todo tipo, la mayoría de mucho glamur o interés público. Igual entrevistaba a un importante líder de un grupo racista de EEUU que Obama y su esposa o mostraba el lado más humano de Justin Bieber.

Eso ha hecho la gran Oprah durante 25 años, sentarse frente a cualquier tipo de entrevistado. Simpatizase con él o no. Ha sabido sacar de ese entrevistado lo mejor, sin incomodarlo, por lo general. Oprah ha sido y es una gran conversadora con sus entrevistados que no duda en preguntarles por todo lo que su telespectador puede preguntarse sobre ese personaje.

Al entrevistar, ha sabido siempre manejarse en ese difícil terreno que va desde la cordialidad, al ímpetu o a ser extremadamente directa cuando era preciso. Oprah se ha ganado desde siempre la confianza de su entrevistado, bien por sentirse cómodo o bien por saber que tenía ante sí a una excelente profesional.

Una de sus más célebres entrevistas en los últimos tiempos ha sido la que le concedió el ciclista Lance Armstrong y en la que admitía públicamente, por primera vez, su dopaje. La entrevista fue emitida en cientos de países.

Desde 2011, Oprah está embarcada en su propio canal de televisión: Oprah Winfrey Network. Diversos medios la colocan como la mujer más influyente del planeta y pese a su inmensa fortuna, Oprah no para de llevar a cabo donaciones o distintos tipos de obras benéficas. En 2009, la revista People calculó que sus aportaciones benéficas en ese año ascendieron a 40 millones de dólares.

Una grande que, casualmente, empezó en la radio. En una pequeña radio local. Ahora su voz llega a todo el mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?