Viernes, 25 de Septiembre de 2020

Otras localidades

¿Cuáles son las medidas de seguridad para evitar un caso como el del Prestige?

Hoy hay muchos más medios pero al final siguen decidiendo las personas

Foto de archivo del petrolero Prestige, en el momento del hundimiento en 2002

Foto de archivo del petrolero Prestige, en el momento del hundimiento en 2002 / EFE

El desastre del Prestige actuó como un auténtico revulsivo sobre la necesidad de dotar con más medios los servicios de salvamento marítimo y lucha contra la contaminación marina, y la necesidad de adaptar la normativa internacional y estatal para intensificar los mecanismos de control. Pero, al final, si se plantea un caso similar, la clave volverá a estar en las decisiones que se tomen, que dependerán del mismo cargo que en 2002: el director general de la Marina Mercante. | ESPECIAL: La sentencia del Prestige

Once años después del desastre del Prestige, que dejó su rastro negro de fuel en las costas españolas, portuguesas y francesas, se han impuesto los petroleros de doble casco, con mayor protección para evitar un vertido. Los monocasco, como el propio Prestige, ya no pueden entrar en un puerto europeo, ni navegar con bandera de ningún país de la Unión.

Frente a Galicia hay carriles de separación de tráfico: con dos más alejados para los buques peligrosos.

Se han multiplicado los medios de salvamento marítimo y lucha contra la contaminación marina. El Ministerio de Fomento, del que dependen esas tareas, enumera la dotación de 73 barcos especializados, 11 helicópteros y 3 aviones. Y están almacenados 64.000 metros de barreras anticontaminación en distintos centros logísticos establecidos en puntos clave del litoral español.

En 2011 se identificaron más de un millar de posibles refugios, en los que podría buscar abrigo un buque con problemas. Se ha habilitado un programa informático, llamado PRISMA, que incorpora información cartográfica, meteorológica, y de dotación de medios técnicos en todo el litoral español, para ayudar en la toma de decisiones en caso de emergencia.

Planes para la acogida de barcos

La ley de Puertos del Estado y de la marimna Mercante, de texto refundido en 2011, obliga a la administración marítima a elaborar planes para acoger buques en isituación riesgo. El Ministero de Fomento no aclara si se han elaborado esos planes. Pero distintos expertos consultados por la Cadena SER dan por hecho que esos planes no existen.

Pero, al final, si se da otro caso de emergencia naval, la decisión última sobre las medidas a tomar sigue siendo, por ley, responsabilidad del director general de la Marina Mercante. Puede imponer que se lleve un barco a puerto, a un abrigo, o llevarlo a mar abierto. Se supone que lo ocurrido en 2002 en las costas gallegas ha sido una lección para todos. Pero en sentido estricto la ley y los medios técnicos no nos vacunan contra otro Prestige. Y aún hay 10.000 toneladas de su chapapote en una planta coruñesa.

10.000 toneladas de chapapote esperan destino

La mezcla de chapapote mezclado con arena y otros restos, recogidos en las costas gallegas en los meses posteriores al desastre ecológico fue trasladada a una planta de tratamiento situada en Somozas, en la provincia de A Coruña. Allí fueron procesadas varias decenas de miles de toneladas. Fuentes próximas a la empresa responsable de la instalación han señalado a la Cadena SER que la administración consignó una dotación presupuestaria para procesar la cantidad que se estimó que se iba a recoger en el litoral. Se eliminó la cantidad presupuestada, se agotó la dotación económica. Pero al final del proceso resultó que había unas diez mil toneladas más que las calculadas inicialmente. Y allí siguen.

La historia del Prestige

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?