Viernes, 09 de Diciembre de 2022

Otras localidades

HUELGA DE LIMPIEZA EN MADRID

El PP critica la gestión de Ana Botella

En público, el PP lanza un comunicado oficial de respaldo. En privado, varios dirigentes populares critican su labor y fuentes de la Comunidad de Madrid llegan a calificarla de "desastrosa"

Contenedores durante la huelga de limpieza viaria en Madrid

Contenedores durante la huelga de limpieza viaria en Madrid / JAVIER CASAL

A la alcaldesa le llegan los mensajes y reacciona. Da un ultimátum para que se resuelva la huelga de limpieza y evita responder a los ataques de los suyos. Desde el Ayuntamiento recuerdan que a ella también hay cosas que no le gustan de su partido y sin embargo calla "por lealtad política". Con la capital llena de basura, los conservadores están preocupados por las encuestas y se cuestionan de nuevo su candidatura para 2015.

En los últimos días a Ana Botella le han llovido varias críticas pero nunca tan dolorosas como las que hoy le han lanzado desde su propio partido. Dentro del PP son muchos los que piensan que ha fallado en su gestión y les inquieta la imagen que se está proyectando de Madrid a nivel internacional.

Esta mañana, el diputado Vicente Martínez Pujalte, expresaba en voz alta lo que muchos de sus compañeros pensaban. Con todo lleno de basura, pedía dar con una solución: "Yo creo que el Ayuntamiento se debe preocupar y que tiene una labor que hacer que es presionar a la empresa para que dé una solución inmediata".

En ese momento la alarma saltaba en la calle Génova. Tras la polémica de Wert con las becas Erasmus, no se podían permitir una nueva tormenta interna. Por eso se emitía rápidamente un comunicado y Manuel Cobo, excompañero de la regidora y ahora en la dirección nacional, salía a respaldarla en público: "El Partido Popular manifiesta su apoyo a la alcaldesa de Madrid, al Ayuntamiento y a los madrileños en la huelga de limpieza que está sufriendo la ciudad". En los pasillos del Congreso, el portavoz del Grupo, Alfonso Alonso, y la ministra de Sanidad, Ana Mato, se sumaban al mensaje oficial e insistían en que ellos no se tenían que entrometer para nada en sus cuestiones y menos aún ofrecerle algún "consejo".

Pero entre los populares, Botella ya se había convertido en la comidilla. En privado, muchos cargos indicaban a la Cadena Ser que se tenía que resolver esta situación "de forma urgente" y destacaban el "daño" que se le había hecho a la Marca España. A su juicio no se podía pasar, en tan solo unos meses, "de capital olímpica a ser la de la suciedad". Algunos incluso señalaban que no se podía tolerar que se empezara a hablar de un problema de sanidad pública porque eso iba a alejar al turismo.

Pero lo cierto es que dentro del PP también empezaban a desatarse los nervios por las encuestas. Tras lo de Canal Nou, los populares temen perder la Comunidad Valenciana y ahora solo les falta que Madrid se convierta en un polvorín. En la sede nacional no se pueden permitir perder sus dos feudos más importantes. Son conscientes de lo mucho que afectaría a las expectativas de Mariano Rajoy de cara a las generales.

Y con todo este lío, también se volvía a hablar de la candidatura de Botella. Cada vez son más los que la cuestionan y ven "improbable" que se presente en 2015. Opinan que después del Madrid Arena y su "relaxing cup of café con leche", este conflicto es la gota que colma el vaso.

Pero no solo se han escuchado reproches desde el PP nacional. Desde la Puerta del Sol, Ignacio González, guardaba las formas y pedía que se arreglara cuanto antes la situación y se limpiaran las calles. Sin embargo, fuentes del Ejecutivo regional iban más allá. Señalaban que la labor de Botella había sido "un desastre", que tenía que haber llevado la iniciativa desde el comienzo de la huelga, en vez de descargar la responsabilidad en las empresas adjudicatarias, y que debería haberse reunido con ellas hasta lo indecible para exigirles llegar a un acuerdo. Y, por si fuera poco, desde la Comunidad de Madrid, sostenían que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, tendría que haber exigido a la policía mayor eficacia en la actuación contra los piquetes.

A Botella le han llegado todos los mensajes y así en su rueda de prensa, a primera hora de esta tarde, reaccionaba. Muchos le habían pedido que fijara un límite, que diera un ultimátum a las empresas. Y lo ha hecho. Ha anunciado que tenía previsto contratar otra empresa si la huelga de limpieza no se resolvía en 48 horas.

Lo que no hacía era responder a los ataques de los suyos. Ella no quería entrar en peleas pero desde el Ayuntamiento se ocupaban de defenderla. Sus colaboradores dicen que todas las opiniones son libres pero recuerdan que la regidora, en otros asuntos como la huelga de metro o la privatización sanitaria, ha estado muy callada. Y eso es, tal y como apuntan los que la rodean, "lo que se entiende por lealtad política".

Tomás Moreno: ''Detrás de esta huelga hay un drama social''

Hora 25: Madrid, ocho días bajo la basura

Cómo lograr que Ana Botella deje de sufrir

Bendita sea la alcaldesa

Eso es basura

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?