Domingo, 14 de Agosto de 2022

Otras localidades

Una nueva esperanza contra la malaria

El paludismo provoca la muerte cada año de más de 600.000 personas.

Numerosos niños y niñas esperan para recibir la "quimioprevención"

Numerosos niños y niñas esperan para recibir la "quimioprevención" / JUAN CARLOS TOMASI / MSF

La sección española de Médicos Sin fronteras ha logrado distribuir un nuevo medicamento antipalúdico a más de 80 mil niños en la región de Tahoua, una de las más golpeadas además por la malnutrición en Níger. Se trata de la "quimioprevención" de la malaria estacional, un medicamento distribuido en un blíster de 4 pastillas, con un coste que ronda los 5 euros y que ha logrado que en el mayor pico de malaria, el que coincide con el período de lluvias, se haya reducido un 70 por ciento el número de menores de 5 años que contrae la malaria. "Los resultados preliminares indican una reducción del 70 por ciento de los casos de malaria", ha asegurado Cristian Casademont , médico que trabaja en este proyecto de MSF en Níger. Aunque ha hecho hincapié en que todavía se están analizando nuevos datos. "Aun así, estamos muy satisfechos por haber podido llevar a cabo una estrategia tan complicada por lo logístico o por los costes " asegura.

MSF España ha aplicado en Níger una técnica que ya recomendó la OMS en 2012 y que la ONG había probado en Mali y Chad con resultados igualmente alentadores. En el caso de Níger, la sección española de Médicos Sin Fronteras tenía previsto distribuir la medicación entre 50.000 niños de entre tres meses y cinco años, una cifra que finalmente ha alcanzado los 80.000 después de la gran acogida que ha tenido el medicamento entre las comunidades. En total, MSF, a través de sus distintas secciones, ha conseguido distribuir la "quimioprevención" a más de 350.000 menores, frente al objetivo inicial de 200.000.

Casademont ha asegurado que todavía quedan algunos interrogantes en torno al nuevo medicamento, como la manera de llevar a cabo la distribución a nivel regional y su adaptación a las condiciones de cada zona o la resistencia a los antimaláricos, que les obligará a estar atentos a la posible resistencia que vayan desarrollando los niños a estos medicamentos específicos, sin embargo, ha manifestado su satisfacción con lo realizado hasta ahora. Uno de los retos que MSF se ha propuesto para 2014 es que se mantenga esta cobertura, pero de manera que el tratamiento esté más adaptado a las condiciones del terreno. El próximo año se ampliará el número de niños que recibirán la medicación y el objetivo final de MSF es que "progresivamente el ministerio de salud de Níger se haga cargo del proyecto y lo incorpore a su sistema nacional de salud".

Desnutrición y malaria, una combinación destructiva

Níger, el país con una mayor tasa de natalidad del planeta, ( 7,2 niños por mujer)está castigado por el hambre como pocos. Este país sufrió en 2012 una epidemia de malaria muy fuerte durante la época de lluvias, considerada la fase más peligrosa del año para la propagación de la enfermedad (entre mayo y junio), con unos datos de afectados que triplicaron lo que MSF considera un nivel de emergencia.

El problema añadido de Níger, similar al de otros países del Sahel, es que el período del "pico de la malaria " coincide con la etapa de peor acceso a alimentación, cuando se está en medio de las cosechas, las familias han agotado sus reservas de grano, se dispara el precio de los alimentos y en consecuencia la malnutrición suele dispararse. Un niño debilitado por la desnutrición, ya sea aguda o crónica, es una víctima muy frágil y propicia para que la malaria cause estragos. Casademont ha asegurado que éstas son "dos enfermedades que se alimentan la una a la otra", ya que una malnutrición empeora la inmunidad a las enfermedades en general, y por otro lado, la malaria debilita el metabolismo, por lo que se puede generar una situación de malnutrición.

Asimismo, Casademont ha advertido de que el riesgo de mortalidad en niños con malnutrición y malaria es mucho mayor que en niños con otras patologías. Aun con resultaos preliminares asegura que, aparentemente, el tratamiento ha funcionado en niños con malnutriciones moderadas y severas.

No obstante, MSF está preparando una encuesta de mortalidad para evaluar con mayor profundidad los resultados de esta quimioprevención. Este medicamento combinado con la futura vacuna contra la malaria hace ser un poco más optimistas frente a una enfermedad que mata cada año a más de 600 mil personas, el 90 por ciento en el África Subsahariana y de ellos la gran mayoría niños menores de 5 años, precisamente el arco de edad que se está beneficiando de esta nueva herramienta de quimio prevención.

Avance de 'Punto de Fuga' (30/06/2013): El 'Hambre invisible'

Noticias relacionadas

  • Un nuevo medicamento, distribuido por Médicos Sin Fronteras, logra reducir un 70 por ciento el número de niños menores de 5 años que contra la malaria en Níger
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?