Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El Supremo condena a un militar que se rajó el abdomen para no entrar de guardia

La sala de lo militar atribuye al soldado de infantería destinado en Cádiz los delitos de deslealtad y simulación

El soldado de infantería no quería participar en el servicio de guardia de seguridad que tenía asignado el 20 de febrero de 2011. La solución que se le ocurrió fue rajarse con una navaja el costado izquierdo. Una herida de 18 centímetros de profundidad por la que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. El acusado trató de simular que había sufrido un atraco pero la coartada no le salió bien y fue descubierto por los agentes de policía que se encargaron de la investigación.

La sala de lo militar del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a cuatro meses de cárcel y al pago de una multa de 360 euros para un soldado de infantería que simuló sufrir un atraco para no entrar en servicio de guardia de seguridad en el cuartel de San Fernando, en Cádiz.

El militar se acuchilló con una navaja el costado izquierdo produciéndose una herida de 18 centímetros de profundidad por la que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. Días después denunció que había sido víctima de un atraco perpetrado por tres individuos. Las contradicciones en las que incurrió ante los agentes de policía le llevaron a reconocer la verdad de los hechos.

El alto tribunal por unanimidad rechaza el recurso del soldado y le atribuye los delitos de simulación y deslealtad. Dice la sentencia que el acusado se acogió en todo momento a su derecho a no declarar y aunque de ello no cabe extraer valoraciones en su contra "se refuerza la convicción del tribunal cuando ante la existencia de evidencias objetivas uno se abstiene de ofrecer una explicación lógica que estuviera a su alcance".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?