Últimas noticias Hemeroteca

Sacyr y el Canal de Panamá aceptan negociar en el marco del contrato

Pastor anuncia que se "sentarán a hablar para intentar resolver todos los problemas". El Gobierno español descarta aportar fondos para retomar las obras

Fotografía cedida por presidencia de Panamá del mandatario Ricardo Martinelli, conversando con la ministra española de Fomento, Ana Pastor /

El consorcio a cargo de la ampliación del Canal de Panamá, que lidera Sacyr, se ha comprometido a procesar sus reclamaciones según lo establecido en el contrato y a dialogar con la administración de la vía en busca de solución al conflicto que amenaza con paralizar la obra, ha anunciado la ministra española de Fomento, Ana Pastor. El embajador español, Jesús Silva, ha subrayado en Radio Panamá de Prisa Radio que el Gobierno de Mariano Rajoy no aportará "en ningún caso" fondos para reanudar las obras de ampliación del Canal de Panamá y ha dicho que su papel se limita a una labor de "mediación" para que las dos partes acerquen posturas.

"El compromiso del consorcio es que todas las reclamaciones va ir por la vía dentro del contrato (...) por lo tanto ya ahí hay un primer acuerdo. También que se van a sentar para hablar y a dialogar para intentar resolver todos los problemas", ha dicho Pastor a los periodistas tras un reunión con el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli. El Grupo Unidos por el Canal (GUPC) anunció la semana pasada que suspenderá las obras de ampliación el próximo día 20 si la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no reconoce "sobrecostes" por más 1.600 millones de dólares.

La ACP ha señalado que la cláusula citada por el contratista para paralizar las obras no se aplica al caso, que el reclamo económico no está justificado debidamente, y ha instado al GUPC a que continúe las obras y paralelamente presente sus peticiones por los canales previstos en el contrato y no intente eventuales negociaciones fuera de ese marco. En declaraciones a los periodistas ante el palacio presidencial de Panamá, Pastor ha recalcado que aunque se trata de un conflicto entre un ente autónomo del Estado panameño y un grupo de empresas, entre ellas una española, Madrid ha intervenido de buena fe en busca de que las partes "lleguen a acuerdos, porque el acuerdo y el entenderse será bueno para todos".

Martinelli, por su parte, dice estar "totalmente de acuerdo" con lo expresado por la ministra española, a la que agradeció públicamente su "muy atinada intervención" y su "muy significativa ayuda"."No creo que tenga mucho más que añadir (a lo dicho por Pastor) salvo que la ACP y el GUPC, entre ellos, tienen que resolver todos sus problemas según el contrato firmado entre las partes. Estamos seguros que producto de las reuniones que se están dando entre ellos, van a resolver cualquier conflicto que pudiesen tener", afirmó el mandatario. "Lo que más queremos todos los Gobiernos del mundo, el de Panamá, de España, es que el Canal de Panamá se termine y se expanda según los términos estipulados en el contrato", ha reiterado el jefe del Estado.

Fuentes de Sacyr subrayan que la crisis entre el consorcio empresarial y la Autoridad del Canal de Panamá surgió cuando esta última rechazó cumplir un acuerdo verbal para refinanciar los sobrecostes que surgieron durante la obra, y confían en que las gestiones de la ministra de Fomento en Panamá sirvan para poder retomar esos pactos.

Descartan aportar fondos públicos

"El Gobierno español no es parte. Es un problema entre un contratista y su cliente", ha explicado Silva en declaraciones a los periodistas antes de iniciar una "jornada de contactos" para "escuchar a todas las partes". Las reuniones incluirán a representantes del consorcio adjudicatario de las obras -liderado por la española Sacyr-, de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y del Ejecutivo, incluido el presidente Ricardo Martinelli.

Silva ha explicado que su labor, así como la de la ministra de Fomento, Ana Pastor, es la de "mediar" para que vuelva a existir un "diálogo", según declaraciones recogidas por la emisora Radio Panamá. "En ningún caso se contempla que el Gobierno español aporte fondos", ha apostillado. El representante diplomático español ha querido desmarcar la decisión de Sacyr y del resto de firmas que componen el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) de situaciones empresariales concretas. En este sentido, ha insistido en que "no es un problema de situación financiera de la empresa (Sacyr)", sino "de diálogo".

Jorge Quijano: "No tenemos con exactitud cómo ellos llegan a los costes que han especificado"

"No renunciamos a las obras, pero ya no hay liquidez"

Hoy por Hoy (08:00-09:00) 03/01/2014

Un canal lleno de mosquitos y alimañas

Antonio Remiro Brotons: "Me incomoda que empresas extranjeras puedan ensuciar nuestra imagen colectiva"

Jesús Silva, embajador en Panamá: "El Gobierno no es parte y en ningún caso se contempla aportar fondos"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?