Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Aprobada por amplia mayoría la Constitución egipcia

La participación fue del 38,6%, según los resultados definitivos

Una mujer emite su voto en un centro de votación durante el referéndum sobre la nueva constitución de Egipto /

Según el presidente de la comisión, unos 20 millones y medio de egipcios, de los casi 53 llamados a las urnas, sufragaron en el plebiscito.

El Ejército había planteado el referéndum constitucional como un plebiscito sobre el golpe de Estado del pasado julio contra el islamista Mohamed Morsi y seis meses después han obtenido su primera victoria en las urnas. El triunfo ha sido arrollador, un 98,1% de los egipcios que tomaron parte en el proceso depositaron su voto por el 'sí'. Aunque la participación se quedó en el 38,6%, una cifra que rebaja las expectativas de las autoridades.

El presidente de la comisión electoral, Nabil Salib, calificó la afluencia a las urnas como un gesto "sin precedentes", aunque se registraron cifras más altas en las primeras elecciones parlamentarias ganadas en 2011 por los Hermanos Musulmanes o en las presidenciales de 2012 en las que se impuso el islamista Mohamed Morsi.

La referencia, sin embargo, la marcaba el plebiscito sobre la Carta Magna aprobada hace poco más de un año únicamente por los islamistas. Entonces votaron un 33% de los ciudadanos, y de ellos, un 64% respaldó el texto. La participación esta vez sólo ha sido cinco puntos mayor que entonces, dando muestras de que el número de personas que acepta el marco impuesto por los militares no es mucho más amplio que el de los Hermanos Musulmanes, entonces calificado como totalitario.

El movimiento islamista había jugado a apuntarse cada punto de la abstención como una victoria propia, debido a su llamada al boicot en las urnas. Y de hecho, la Coalición contra el Golpe, interpretó a través de las redes sociales que el hecho de que millones de personas no hubieran acudido a votar representaba "el primer paso de otra gran revolución".

La Constitución islamista fue refrendada, eso sí, por 10,6 millones de personas, la mitad de los que ahora han dicho 'sí' a la consulta impulsada por los militares. Por tanto, las autoridades tendrán argumentos para sostener que la piedra de toque de su proyecto político ha quedado ampliamente legitimada.

La nueva Carta Magna prohíbe por ley a los partidos con base religiosa y consolida los privilegios del Ejército. Unas garantías que deberían tener un carácter transitorio, según reconocía en una entrevista con la Cadena SER el portavoz del comité constituyente, Mohamed Salmawy.

Pero como sostenía el propio Salmawy, los egipcios han votado "por un nuevo periodo, una nueva era, en la que se incluye la Constitución, un nuevo Parlamento, un nuevo presidente elegido democráticamente". Y añadía que "la gente ha expresado de forma muy clara" su deseo de que el jefe del Ejército sea quien comande la nueva etapa.

El ministro de Defensa, Abdel Fatah Al Sisi, sale respaldado de las votaciones. Hace días dijo que concurriría a las elecciones "si el pueblo lo pedía" y ahora este triunfo por el 98 por ciento de los votos puede ser interpretado como esa llamada al deber. El presidente interino, Adli Mansur, debe ahora anunciar la fecha de los comicios parlamentarios y presidenciales, para los que ya pocos dudan de que Al Sisi será el gran y posiblemente único aspirante.

El aplastante triunfo que presenta el Gobierno tiene, no obstante, varias objeciones. Por un lado, el modesto nivel de participación en una cita sobre la que se había puesto toda la carne en el asador despierta dudas entre los sectores no islamistas acerca del supuesto apoyo abrumador al proyecto de los generales. Y de otra parte, pese a la campaña total contra los Hermanos Musulmanes, el recuento oficial sugiere que su apoyo social no ha quedado tan desgastado como la estructura de la organización.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?