Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Audiencia Nacional investigará a Sandro Rosell por el contrato de Neymar

El contrato con Neymar podría ser falso. Una simulación. El juez Ruz dice en su auto que de los documentos aportados a la causa, tanto por el querellante como "muy especialmente" por el Barça, se desprende una posible "simulación contractual" llevada a cabo por el club y los representantes del jugador, que puede evidenciar una falta de correspondencia entre los compromisos reales que figuran en los contratos, y su apariencia formal

Sandro Rosell, durante un acto publicitario /

El juez no ve necesario citar de momento al presidente del Barça, porque prefiere realizar antes unas diligencias que apuntalen la investigación, pero le dice que si quiere comparecer como imputado, tal y como ha hecho público en rueda de prensa, presente el oportuno escrito al juzgado.

El juez Ruz no admite la personación del club porque el Barça pretendía ser parte en el procedimiento como perjudicado, cuando en su propio escrito niega cualquier perjuicio en el fichaje. Una situación similar a la que provocó la expulsión del PP en el caso Gürtel.

Las cuentas del Barça no están claras

El magistrado detalla que existen "elementos suficientes" para la admisión a trámite de la querella del examen de su contenido y "muy especialmente" de la documentación que le fue requerida al Fútbol Club Barcelona. Porque en las cuentas del club "no se hace referencia al gasto" que suponía la cláusula de penalización de 40 millones que según el contrato pagó; y tampoco cuantifica los gastos derivados del fichaje. Tampoco consta, dice el juez, la cantidad concreta que se ha abonado al club de origen por la adquisición de los derechos federatios de Neymar "ignorándose los conceptos que en realidad integrarían el importe total de la transacción económica".

"Simulación contractual"

Del análisis de los contratos, y tras informe de la Fiscalía, el juez concluye "de forma provisional en su auto que "se produce la mutación de lo que era un contrato en una cláusula de penalización del mismo" por 40 millones. Además, el Barça pagó en 2011 un total de 10 millones de euros "como préstamo sin intereses" a la sociedad N&N del jugador y su padre que para los investigadores, en vez de ser un préstamo, "constituía una garantía del futuro contrato".

Esto podría apuntar, según el magistrado, a una "simulación contractual", que "pudiera evidenciar una falta de correspondencia entre la causa y la finalidad real de los compromisos y obligaciones económicas en aquellos documentados con el título nominal y apariencia formal de los contratos suscritos".

El juez estima "a priori como verosímil" la calificación de los hechos relatados en la querella como un "posible delito de apropiación indebida en su modalidad de distracción, ello sin perjuicio de su ulterior calificación una vez analizada la real trascendencia jurídico penal de los referidos hechos". En este punto, recalcan fuentes del caso, el juez deja la puerta abierta a otros posbles delitos, y principalmente al probable fraude fiscal.

El juez reta a Rosell a pedir su declaración como imputado

El magistrado aclara que la condición actual del presidente del Fútbol Club Barcelona es la de "querellado" y prefiere no citarle todavía a declarar "en condición de imputado" en tanto "no sean practicadas" determinadas diligencias. Sin embargo, recuerda a Rosell que si quiere declarar puede pedírselo con el oportuno escrito al juzgado a través de su abogado.

Rechaza la personación del Barça como perjudicado

El club pidió personarse en la causa como perjudicado, pero Pablo Ruz rechaza la solicitud porque tal y como relata el magistrado, en su propio escrito el Barça niega "daño o perjuicio" alguno "derivado de los hechos objeto del procedimiento". Por tanto, si no se considera perjudicado, no puede personarse como tal. Una situación parecida a la que provocó la expulsión del PP en el caso Gürtel por parte del mismo magistrado.

Diligencias

Ruz pide a la FIFA la documentación que tenga sobre el fichaje; al jugador que remita el contrato con la empresa de su padre; a Brasil los contratos de traspaso y trabajo del jugador. Además, solicita al club los contratos que sustentan el pago de los 7.9 millones de euros por los derechos de 3 jugadores juveniles del Santos, así como que los contratos que sustentan el pago de 9 millones por jugar dos partidos contra el club brasileño.

¿Qué está pasando en el fútbol?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?