Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Rosell no es el único

Jesús Gil, Manuel Ruiz de Lopera y José María del Nido también tuvieron que dimitir por problemas con la justicia

Sandro Rosell, la noche en que se proclamó presidente del F.C. Barcelona, el 13 de junio de 2010. /

Bien por su gestión en el club, bien por intereses privados, lo cierto es que son unos cuantos los nombres de presidentes que han hecho tambalear sus equipos de fútbol por sus problemas con la justicia.

Sandro Rosell es el último de la lista, pero sólo tenemos que remontarnos un mes y medio para encontrar al penúltimo. José María Del Nido dejó la presidencia del Sevilla el pasado 9 de diciembre, después de ser condenado a siete años de prisión "por un delito continuado de malversación agravada por el cobro de una serie de minutas por importe de 2.780.000 euros", en relación con el caso Minutas.

En 2006 Manuel Ruiz de Lopera, después de 10 años al frente del Betis, dimitió tras ser condenado a dos penas de siete meses y medio de prisión por dos delitos fiscales. Además, recientemente la juez Alaya ha imputado a Lopera por entender que el expresidente consideraba el club como "una fuente inagotable de negocio", del que obtuvo beneficios de 25 millones de euros.

Sonados fueron los problemas con la justicia del mediático Jesús Gil. El que fuera presidente del Atlético de Madrid dimitió en 2003, después de una convulsa etapa en la que incluso se intervino judicialmente el club rojiblanco. Tres años antes habia sido condenado por prevaricación en el conocido como 'caso camisetas', por el desvío de dinero del Ayuntamiento de Marbella al Atlético de Madrid. Ya fallecido, también fue declarado culpable del 'caso Atlético', por apropiación indebida de fondos del club, aunque fue absuelto por prescripción del delito. La misma sentencia lo declaró culpable de estafa por simulación de contratos.

El hijo de Jesús Gil, Miguel Ángel Gil Marín, también directivo del club, fue condenado por delitos de apropiación indebida y estafa. Y sin movernos del Atlético de Madrid, el presidente Enrique Cerezo tuvo problemas judiciales durante la etapa de la primera junta directiva de Jesús Gil. La Audencia Nacional le absolvió por el 'caso camisetas' y también fue absuelto por un presunto delito de apropiación indebida de las acciones del club en 2004.

Ramón Calderón dejó la presidencia del Real Madrid en 2009 por el escándalo de los amaños en la Asamblea de Socios de la entidad blanca.

Y volviendo al F.C. Barcelona podemos recordar también que Josep Lluis Núñez, que ocupó la presidencia durante 22 años, fue condenado a seis años de cárcel por cohecho y falsedad documental. La condena no tenía nada que ver con el club culé, sino con el conocido como 'caso Hacienda'.

Explota la burbuja del fútbol

El que a hierro mata...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?