Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Félix Grande: el regreso a La Mancha del nieto mayor del abuelo Palancas

El poeta ha fallecido a los 76 años y será enterrado en Tomelloso

El poeta Félix Grande durante un acto de reconocimiento de la Cadena SER en Ciudad Real junto a Sara Montiel, uno de sus amores platónicos /

Sus paisanos le brindarán el último adiós en el salón de plenos del Ayuntamiento de Tomelloso donde será enterrado este viernes.

"Me moriré diciendo que la vida era buena", decía uno de los muchos versos que escribió y susurró con su encantadora voz. A punto de cumplir los 77 años su muerte ha entristecido a sus paisanos.

Pacense y sobre todo manchego. Se crió entre bodegas, trillos y cabras y ejerció, como su abuelo, de vinatero, vaquero, pastor y vendedor ambulante.

Presumía de tener "dos patrias y no chicas" y entre sus recuerdos de la infancia, los paisajes, olores y sabores de Tomelloso. "Huele a zumo de mosto", señalaba.Los hombres y mujeres del campo, -le gustaba contar- fueronlos mejores maestros de su mocedad. La Mancha, decía, "es mi memoria", tierras en las que vivió hasta los veinte años.

Con orgullo hablaba de los suyos. Recalcaba que su padre era el presidente del gremio de los jornaleros de las bodegas y cómo su abuelo no se cansaba de leer los artículos de Pablo Iglesias para contárselo a "los muchos desdichados, que entonces, no sabían leer".

Félix Grande se emocionaba especialmente cuando recordaba a su abuelo, con el que creció y al que inmortalizó en su obra 'La balada del abuelo Palancas', donde refleja a la perfección las costumbres ytradiciones de La Mancha, en una época donde se saboreaba el hambre y la humillación en plena postguerra.

Grande contaba cómo "cuando mi abuelo Palancasse quedó viudo, después de haber vivido toda su vidacon Anselma, se metió en la cama y ya no se levantó nada más que para hacer sus necesidades y beber vino. Le encargaba a su hija Isabelque fuera a la bodega del "Chato Coronado" a comprarle una arroba de vino". Confesaba fervor por los personajes de la Mancha con expresiones como "el tó" en referencia al todo.

En Tomelloso han acogido con sorpresa y consternación su fallecimiento. El Ayuntamiento ha decretado dos días de luto donde sus paisanos podrán brindarle el último adiós en la capilla ardiente que se instalará en el salón de plenos, entre las once y las cuatro y media de la tarde, que será enterrado en el cementerio municipal. El alcalde, Carlos Cotillas, reconoce que era un gran conversador, un apasionado de la política. "Recuerdo sus tertulias donde hablaba con mucha pasión y con respeto a la diversidad de opiniones... tenía muchos amigos". "Ni este mundo ni yo tenemos ya remedio... pero caeré diciendo que la vida era buena, la adoro con cansancio, con horror, con amor", recitaba el poeta Grande.

El quejío de Félix Grande

Félix Grande: "La poesía no solo es un género literario, es un estado de gracia"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?