Jueves, 26 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La duquesa de Alba, indemnizada con 300.000 euros por intromisiones en su honor

El Tribunal Supremo confirma la indemnización que una cadena de televisión tendrá que pagar por difundir una conversación telefónica privada de la duquesa con su marido

La duquesa de Alba será indemnizada con 300.000 euros por intromisiones en sus derechos al honor y la intimidad. La sala primera del Tribunal Supremo ha confirmado esta indemnización que la cadena Telecinco tendrá que pagar a Cayetana Fitz-James Stewart y de Silva por haber difundido una conversación telefónica privada mantenida con su pareja en septiembre de 2009, y también por los comentarios hechos por los tertulianos y colaboradores del programa.

La duquesa de Alba será indemnizada con 300.000 euros por intromisiones en sus derechos al honor y la intimidad. La sala primera del Tribunal Supremo ha confirmado esta indemnización que la cadena Telecinco tendrá que pagar a Cayetana Fitz-James Stewart y de Silva por haber difundido una conversación telefónica privada mantenida con su pareja en el programa 'Sálvame Diario' en septiembre de 2009, y también por los comentarios hechos por los tertulianos y colaboradores del programa.

El Tribunal Supremo confirma que, en este caso, el derecho al honor y la intimidad de la duquesa de Alba deben prevalecer por encima del derecho a la información de la cadena. Y añade que un personaje público no renuncia a su intimidad por serlo: "El hecho de que los hoy demandantes aparezcan voluntariamente, en determinadas ocasiones, en algunos medios de comunicación no implica que hagan dejación alguna respecto de su ámbito privado de intimidad, de modo que quede así justificada la publicación de lo expresado por cualquiera de ellos en una conversación telefónica ilícitamente captada".

El litigio pivota en torno a la captación y difusión de esta conversación privada, y los comentarios que se hicieron durante el programa en cuestión. A este respecto, el Supremo reproduce lo expresado en su momento por la Audiencia Provincial de Sevilla: "Es obvio que las personas que intervienen en la charla tienen derecho a opinar libremente sobre la relación de los demandantes. Pero una cosa son las opiniones respetuosas, aunque críticas, sobre lo cual cada ciudadano es libre de expresar lo que estime oportuno, y otra cosa totalmente distinta es emitir opiniones faltando al respeto y consideración debida a la dignidad de cualquier persona, en tono burlesco, sarcástico, de chanza y mofa, con ironía mordaz que ofende a las personas". Para los jueces, "el claro menosprecio hacia las personas, de cuya relación se hace burla y escarnio público, constituye el denominador común de la charla".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?