Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El Da Vinci más sexual, aventurero y sangriento

En pocos días se estrena la segunda temporada de 'Da Vinci's Demons', la ficción creada por el conocido guionista de cine David S. Goyer

Tom Riley da vida a Leonardo Da Vinci en la serie 'Da Vinci's Demons' /

Una visión de Leonardo Da Vinci totalmente diferente e inesperada; lo que no quiere decir magnífica. Alejada del humanista y genio que entrega su vida al arte en pro del enriquecimiento cultural de Florencia. El Leonardo de la serie de Starz, 'Da Vinci's Demons', nos muestra a un joven florentino tocado por la varita mágica del talento infinito, pero aventurero, guerrero, apasionado en el sexo y, en ocasiones, pendenciero.

El próximo 22 de marzo, en canal de cable norteamericano Starz estrena la segunda temporada de 'Da Vinci's Demons' ('Los demonios de Da Vinci'), una serie que en España la podemos seguir a través de Fox -en plataformas de pago como Digital Plus o Movistar TV-. Tan solo unos días después, el 31 de marzo, llegará a nuestro país la segunda temporada de esta ficción que narra "la historia jamás contada de Leonardo Da Vinci", como le gusta decir a la productora (Adjacent Productions).

Esta serie se encuadra muy bien en la estética y el estilo de otras ficciones Starz como 'Spartacus'. Ante nosotros se nos presenta a un Leonardo Da Vinci poco convencional, defensor a ultranza de su patria (la ciudad de Florencia), muy hábil en el manejo de las armas, dispuesto a todo y muy aventurero. Además del genial talento por el cual descubre formas imposibles y es capaz de diseñar mecanismos, a la vez bellos y funcionales; este Leonardo posee un punto de temerario que lo convierte en el mayor valor de la familia Medici (administradora del gobierno de Florencia) y en el enemigo supremo de Roma (controlado por el Papa y su curia).

El Leonardo de 'Da Vinci's Demons' se sitúa en el centro de ese enfrentamiento político, económico y militar entra las dos potentes ciudades. Dos formas de concebir el mundo: en Florencia se adoraba la alegría, la fiesta, el arte, el sexo... En la Roma Papal, los designios más conservadores de la Iglesia se imponían como moral y como ley. Libertad frente a represión.

Sexo, violencia y ensoñaciones

Tom Riley da vida a este Da Vinci cuyo talento e inteligencia es infinita. Leonardo no sólo se entrega a la creación -ya sea como artista que esculpe o pinta o como ingeniero que diseña armas de fuego-, sino que gusta de pasar el tiempo observando la naturaleza. En ella descubre todas sus ideas. En el vuelo de un pájaro o en el aleteo de un murciélago.

Pero también vemos al hombre más allá del genio. Al que le gusta estar con sus amigos en las tabernas y al que le pierde el sexo. El Leonardo de 'Da Vinci's Demons' se torna lascivo en las innumerables escenas de sexo que vemos en la serie, filmadas sin ningún pudor y abarcando tanto encuentros heterosexuales como homosexuales. En esta ficción se juega con algunos de los rumores en torno a la figuara de Leonardo, como su supuesta homosexualidad.

La desnudez y el gozo sexual son tan característicos de esta serie como la violencia y la sangre. La cámara se recrea con igual minuciosidad en el pubis desnudo de una bella dama que en el castigo sangriento a un ciudadano en la plaza de la ciudad en el que vemos cómo se le parten las costillas.

La serie y el personaje de Leonardo poseen otra dimensión más: la fantástica, la de los demonios. Deseoso por saber qué y quién fue su madre, Leonardo descubre que ella formó parte de una antigua y secreta orden cuya misión -como si fueran Templarios- es defender el Libro de las Hojas en el que está todo el conocimiento del universo. Si Leonardo da con ese libro, ahora perdido, y se lo devuelve a la Orden, ellos le mostrarán más sobre su madre.

Para estos pasajes, la serie emplea innumerables efectos especiales como viajes en el tiempo, ensoñaciones, magia... Un aspecto que aparta al espectador de la trama y que resta la verosimilitud que, de vez en cuando, posee la serie que llega a parecer histórica... (Sin serlo) hasta que vemos a Leonardo viajar a otros países a través de sueños y drogas.

Creada por David Samuel Goyer, 'Da Vinci's Demons' posee elementos de muchas de sus películas como guionista ('Blade', 'Batman Begins', 'Dark City', 'El caballero oscuro', 'El hombre de acero'...): un personaje central al que le rodea el misterio y la oscuridad y que debe luchar contra todos y contra todo.

'Da Vinci's demons' no es una gran serie. De los ochos capítulos que conforman la primera temporada, encontramos algunos momentos brillantes. Las interpretaciones son bastante mediocres, sin desentonar, y el guion desarrolla la interesante propuesta de partida de una forma demasiado fantasiosa y rocambolesca. Entre los personajes creados, mucho topicazo: desde el malo malísimo (Conde Riario) hasta la mujer fatal que seduce Leonardo (Lucrezia Donati), pasando por sus amigos del alma (Zoroaster y Nicco).

Gustará a los amantes de la acción, de las series de época y de la ciencia ficción. Destinada a entretener, sin más aspiraciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?